¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

lunes, 30 de julio de 2012

CHINA: LA SOMBRA DE YAO ES ALARGADA


Mucho han cambiado las cosas para la selección china desde su última participación olímpica, en los Juegos de Pekín donde eran anfitriones y su líder Yao Ming relucía como resplandeciente faro para todo un país ávido de baloncesto. Nunca han sido una potencia en este deporte, pero ejerciendo como anfitriones y con el liderato del gigante de los Houston Rockets dejaron una buena imagen, llevando a España a una prorroga, y derrotando a Angola y Alemania, con lo cual sellaron su pase a cuartos de final donde cayeron derrotados ante Lituania. Objetivo cumplido. El propio Yao había llevado también a la gloria de pasar fase de grupos en Atenas 2004 a su selección con dos lustrosas victorias ante Nueva Zelanda y ante nada menos que la Serbia y Montenegro de Zelko Obradovic, que por otro lado ya anunciaba a ser una selección en franca descomposición y decadencia que necesitaba un lavado de cara inmediato. Eran los felices tiempos de Del Harris en el banquillo chino.

De modo que el impacto de los 229 centímetros del pívot asiático, prematuramente retirado de las canchas por sus incontables problemas físicos, fue tanto mediático como deportivo, dejando a la actual selección china huérfana de competitividad, por mucho que se esfuerce el gélido Yi Jianlian (la pregunta es… ¿se ha esforzado ese chico alguna vez en su vida?) y prácticamente como una mera y voluntariosa comparsa que intentará dejar la mejor imagen posible, pero difícilmente se irá de los Juegos con alguna victoria en el casillero, a la espera de futuros tiempos mejores que tarde o temprano acabarán llegando para un país cuya apuesta por el mundo de la canasta es cada vez mayor, y el nivel medio de sus jugadores es cada vez mejor.   

Yao puliéndose a Drobnjak y demás serbios. Eran otros tiempos.


BASES:  El referente sigue siendo Liu Wei (no confundir con el pianista sin brazos que toca con los pies), con más de una década de servicios a la selección. Como “back up” cuenta con el joven y descarado Chen Jianghua, limitado director pero espectacular en anotación y el uno contra uno, claro que si de juventud hablamos, ahí está el adolescente Guo Ailun, aunque tendrá minutos con cuentagotas. 

ALEROS: Con el el –lakers Sun Yue instalado definitivamente como alero en su selección (recordemos que con 2.06 ha llegado a jugar de base), la selección china tienen un puñado de jugadores altos, versátiles, y con buena mano. La mayoría de balones en ataque pasarán por Sun, bien para ejecutar o bien para repartir juego. Zhu Fangyu es otro de los clásicos de esta selección, que poco a poco ha ido perdiendo peso y rol en el equipo. El especialista tirador será Wang Shipeng, y Yi Li el alero alto encargado de labores más oscuras. El joven Zhou Peng, exponente de la nueva generación de jugadores chinos, buscará su oportunidad y tratará de aprovechar los escasos minutos de que disponga. 

PIVOTS: Evidentemente la gran figura del baloncesto chino en la actualidad es Yi Jianlian. Yi es uno de esos 7 pies finos y talentosos con una espléndida muñeca hasta hace años impropia para un jugador de su estatura. El problema es su indolencia a la hora de jugar en la zona y su aparente falta de motivación, al menos en una NBA en la que no apaga de despegar pese a tratarse de un número 6 del draft. Evidentemente con su selección es otra cosa. Wang Zhizi, el primer chino en haber jugado en la NBA, afronta sus cuartos Juegos Olímpicos (y eso que no acudió a los de 2004 debido a unos problemas disciplinarios con la selección, de lo contrario estaríamos hablando del cuarto jugador en la historia en disputar cinco ediciones olímpicas) aportando centímetros, movilidad y experiencia, mientras que el joven Ding Jinhui tiene una magnífica oportunidad de seguir demostrando su progresión y que es uno de los hombres de futuro del baloncesto de su país. El techo del equipo lo marcan los 221 centímetros de Zhang Zhaoxu, jugador aún joven pero que aparte de intimidación en la pintura poco más puede aportar, y de quien se esperaba una mayor progresión después de su paso por los California Golden Bears de la NCAA.   

Yi, abanderado chino en esta edición de los Juegos.


PLANTILLA: 

4
Ding Jinhui
Pívot
204
1989
Zhejiang Cyclones (China)
5
Liu Wei
Base
190
1980
Shanghai Sharks (China)
6
Yi Li
Alero
202
1987
Jiangsu Dragons (China)
7
Wang Shipeng
Escolta
197
1983
Guandong Tigers (China)
8
Zhu Fangyu
Alero
201
1983
Guandong Tigers (China)
9
Sun Yue
Escolta
206
1985
Beijing Aoshen Olympians (China)
10
Zhang Zhaoxu
Pívot
221
1987
Shanghai Sharks (China)
11
Yi Jianlian
Ala-pívot
212
1987
Washington Wizards (NBA)
12
Guo Ailun
Base
193
1993
Liaoning Hunters (China)
13
Chen Jianghua
Base
188
1989
Guandong Tigers (China)
14
Wang Zhizhi
Pívot
214
1979
Bayi Fubang (China)
15
Zhou Peng
Alero
207
1989
Guandong Tigers (China)







Posible quinteto titular:                         Segunda unidad:

Wei                                                        Jianghua
Yue                                                        Shipeng                                                    
Fangyu                                                   Li
Jianlian                                                   Jinhui
Zhizhi                                                     Zhaoxu 

Papel secundario:     Ailun y Peng

PRIMERA JORNADA DE LOS JUEGOS, SIN SORPRESAS


Primera jornada del torneo olímpico, y de momento sin sorpresas. Seis victorias lógicas y esperadas, en todo caso puede ser llamativa la diferencia final en alguno de los partidos, o el desarrollo de los mismos. En general buen nivel baloncestístico, las estrellas respondiendo a las expectativas creadas, y grandes actuaciones individuales (sin ir más lejos en el puesto de base, a la mañana Marcelinho Huertas hacía un doble-doble muy NBA de 15 ptos-10 asists, números que nadie hacía en unos JJOO desde Steve Nash en 2000, para que a la noche contra Gran Bretaña Alexey Shved lo superase con un 16-13)  

Andrei & Alexey, sociedad ilimitada.


GRUPO A: 

Enésima exhibición de unos Estados Unidos sobre los que ya no debería quedar ni un solo ser humano sobre todo el globo terraqueo que dude de su superioridad y de su claro favoritismo al oro. Francia sólo aguantó un cuarto, y volvió a exhibir sus enormes carencias en lectura del juego y en tiro exterior. No obstante, y por abrir una línea de esperanza para los demás, los USA pasaron algún apuro en defensa cuando Coach K volvió a empeñarse en poner a Carmelo Anthony de pivot. Exhibición y golpe de autoridad también el dado por Argentina frente a Lituania. Los bálticos confirman que, pese a Kleiza, ya no es una selección lo suficientemente competitiva, y Argentina, pese a su ausencia de banquillo (de hecho pese a la diferencia final 3 jugadores se quedaron sin saltar a cancha, Mata, Leiva y Kammerichs, desconozco si por problemas físicos), con el bloque Prigioni-Ginobili-Delfino-Nocioni-Scola a su mejor nivel aspiran a todo. Nigeria cumple el plan previsto derrotando a Túnez, con menos apuros y mejor imagen de lo que pueda parecer por el resultado final. Ojo a la segunda jornada de este grupo, que se antoja ya decisiva para algunos equipos. Por un lado un Lituania-Nigeria que debería considerarse una auténtica final para ambos. Si los africanos repiten victoria, tendrían expédito el camino hacia un sorprendente pase a cuartos de final, y por contra Lituania quedaría con 0 victorias, aún sin haberse enfrentado a Estados Unidos y Francia, y con pie y medio fuera de los cuartos. Decisivo también el Francia-Argentina, una derrota gala les dejaría también en una situación preocupante, aunque habiendo jugando contra los dos rivales más fuertes y quedándoles tres partidos acesibles, pero ya no podrían aspirar más alla de la tercera plaza del grupo, y eso sin margen de error. Estados Unidos-Túnez, posiblemente sea el partido más desigual de todo el torneo. 

RESULTADOS: 

Nigeria 
 Túnez
Estados Unidos 
 Francia
Argentina 
 Lituania


GRUPO B: 

España y Rusia comienzan mandando con gran autoridad, mejores sensaciones los de Blatt, que jugaban contra los anfitriones. Muchos apuros de Brasil frente a una Australia correosa que, pese a tener un mal día en su mejor arma (el lanzamiento exterior), dominaron el encuentro durante algunas fases y estuvieron con opciones hasta el final. Los boomers tienen un partido complicado frente a nosotros el martes, que esperemos se resuelva a nuestro favor, pero han demostrado que sin duda alguna son competitivos y vienen a dar guerra. Los Rusia Timberwolves (Shved y Kirilenko jugarán la próxima temporada en Minnesota) deberían seguir sumando sin complicaciones frente a China, y Gran Bretaña intentará la campanada ante un Brasil aún con el susto en el cuerpo tras lo de ayer.   

RESULTADOS:    

Brasil 
 Australia
España 
 China
Rusia 
 Gran Bretaña


EL QUINTETO DEL TIRADOR: 

Huertas (BRASIL)      15 ptos, 10 asists, 4 rebs, 2 robos de balón. 18 de valoración.    
Durant   (USA)            22 ptos, 9 rebs,  2 asists, 2 robos, 2 tapones. 29 de valoración.
Kirilenko (Rusia)         35 ptos (14/17 en tiros de campo), 4 rebs, 3 taps, 2 robos. 36 de valoración.
P.Gasol (España)       21 ptos, 11 rebs, 4 asists. 28 de valoración.
Scola     (Argentina)   32 ptos, 5 rebs, 4 asists, 3 tapones. 29 de valoración.    

MVP de la jornada:  Andrei Kirilenko (RUSIA)
Entrenador:              David Blatt (RUSIA)  

Aclaro que aunque Shved ha hecho mejores números que Huertas, el brasileño ha sido más clave en el contexto de su partido para la victoria de su selección.  

viernes, 27 de julio de 2012

NIGERIA: QUE NO LLEGUEN LAS DOCE


La Cenicienta de ébano vive su particular cuento de hadas desde que el país centroafricano se clasificase contra todo pronóstico para los Juegos de Londres mediante el Pre-Olímpico de Venezuela, donde protagonizaron tres hazañas seguidas. Primero una victoria sobre Lituania en la fase de grupos que dejaba fuera a los anfitriones y les daba la posibilidad de llegar a las eliminatorias. Después, la gran campanada, eliminando a toda una selección griega en el camino a semifinales, donde Rusia les derrotó y fue el único equipo que pudo demostrar sus carencias (aún así sólo perdieron por ocho), y en el partido definitivo que les daría el billete olímpico pasaron por encima (15 puntos de diferencia final) de otra selección a priori superior como la República Dominicana de los NBA Al Horford y Francisco García o los ACB Asselin y Baez. Finalizaban así los nigerianos en una tercera posición por delante de combinados como los citados de Grecia o República Dominicana, así como de Macedonia o Puerto Rico. Sorpresa, pero totalmente justificada, con un balance de 3-2, perdiendo sus únicos partidos ante Venezuela por tan sólo dos puntos y una Rusia superior durante todo el torneo. Billete a Londres absolutamente ganado con justicia para una cenicienta que no quiere que lleguen las doce. 

Las buenas sensaciones e imagen mostradas en Caracas, hacen que difícilmente podamos pensar en la selección africana como una mera comparsa o una perita en dulce. De hecho en nuestro pequeño serial olímpico que nos lleva ocupando más de una semana los situamos por delante al menos de dos equipos: China y Túnez. No es mala cosa si tenemos en cuenta que precisamente debutan ante los tunecinos, partido que puede marcar su posterior trayectoria. Todas sus opciones pasan por derrotar al que parece el rival más débil del grupo. A partir de ahí, y dando por segura una lógica derrota frente a Estados Unidos, los nigerianos tienen tres balas para obtener un histórico pase a cuartos y poder seguir soñando: Lituania, Francia y Argentina. A los primeros ya saben lo que es vencerles, de modo que bien podrían repetir triunfo, aunque precisamente aquella derrota en tierras venezolanas servirá de aviso a los de Kemzura para no relajarse un ápice ante la sorprendente selección africana. Francia y Argentina parecen varios peldaños por encima, pero estoy convencido de que la selección dirigida por Ayo Bakare y el americano afincado en Lugo Tim Shea serán capaces de meterles algún susto en el cuerpo.     

¡Qué siga la fiesta!


Nigeria cuenta con el handicap de la falta de experiencia en grandes citas (de hecho estos son sus primeros Juegos) y la falta de un bloque consolidado en el tiempo. Mucha inestabilidad en técnicos y jugadores ha impedido hacer crecer un mismo grupo con todas las ventajas de conocimiento mutuo que ello conlleva. Mayor mérito por tanto para la labor actual de Bakare. A su favor, la absoluta falta de presión, un buen número de jugadores de calidad, y el factor sorpresa, aunque ciertamente cada vez menor. Tras lo visto en Caracas el resto de selecciones están avisadas de lo que pueden hacer los africanos. No obstante siguen apuntando a ser el posible equipo revelación del torneo (junto con Australia, aunque en ese caso seria menos sorpresa), y lucharán porque la noche de Cenicienta se siga prolongando en el tiempo. 

BASES: Jugadores explosivos y con gusto por el ritmo alto, además de capaces de ejercer buena presión en todo el campo, lo cual hace que Nigeria sea un equipo realmente atractivo de ver. Tony Skinn parte como titular, pero el gran referente exterior es su "back up" Ade Dagunduro, quien ocupará minutos tanto de base como de escolta y puede ser una de las revelaciones del torneo con la electricidad de su juego. Oruche también puede acumular minutos en esa posición, aunque apunta más a que será utilizado como escolta tirador, y sólo en momentos muy puntuales. 

ALEROS: Uno de sus jugadores más reconocibles es Al-Farouq Aminu, jugador con proyección de estrella (número 8 del draft 2010), con 21 años y sus 206 centímetros, el actual alero de los Hornets es un jugador aún por pulir pero con potencial para hacer daño de muy distintas maneras. Muy completo, puede postear, penetrar y tirar, aunque en el lanzamiento exterior aún flojea un poco. Es el todoterreno del equipo. El ex de la Penya Obasohan es uno de los veteranos del grupo, uno de los líderes del vestuario y de los jugadores más implicados. Buen físico y peligro exterior, aunque el auténtico tirador del equipo será Chamberlain Oguchi. 

PIVOTS: Un buen puñado de jugadores y muy versátiles. Hasta seis jugadores interiores (siete, si contásemos a Al Farouq) lleva Nigeria a este torneo, con el trotamundos Ike Diogu a la cabeza. Diogu, neoyorquino de nacimiento, apuntaba a labrarse una carrera NBA (número 9 del draft del 2005, por delante justamente de Andrew Bynum y... Fran Vazquez), demasiados cambios de franquicia en la liga americana le hicieron optar por emprender nuevas aventuras, primeramente en la pudiente liga china, y actualmente en Puerto Rico. Es el bastión interior, duro en defensa y en el rebote (su jugador favorito es Ben Wallace, para que se hagan una idea), es también una de las principales referencias ofensivas del equipo. Como cincos puros, Bakare cuenta con las torres (2.10 metros) Alade Aminu (hermano mayor de Al Farouq), joven y en proyección, debería ser el pivot puro más utilizado, por delante del veterano Oyedeji, quien aportará experiencia y sacrificio defensivo, pero poca brillantez ofensiva. También está en 2.10 Ekene Ibewke, más versatil, podrá jugar tanto de cuatro como de cinco. Archibong será el habitual cuatro abierto, y Ugboaja podría ser el "back up" de Digou. Veremos como rotan tanto hombre alto, y como los aprovechan en un equipo condicionado en exceso a cierta anarquía ofensiva debido a la velocidad de sus bases.  

Ike el coloso.



PLANTILLA:  

Jugador
POS
ALT
AÑO
Equipo
4
Tony Skinn
Base
191
1983
Ironi Ashkelon (Israel)
5
Ekene Ibekwe
Ala-pívot
210
1985
BBC Bayreuth (Alemania)
6
Ike Diogu
Ala-pívot
208
1983
Capitanes de Arecibo (Puerto Rico)
7
Al-Farouq Aminu
Alero
206
1990
New Orleans Hornets (NBA)
8
Ade Dagunduro
Base
195
1986
Stella Artois Leuven Bears (Bélgica)
9
Chamberlain Oguchi
Escolta
198
1986
Merico Bolts (Filipinas)
10
Koko Archibong
Ala-pívot
206
1981
Giessen 46ers (Alemania)
11
Richard Oruche
Escolta
193
1987
Academica Coimbra (Portugal)
12
Ejike Ugboaja
Ala-pívot
206
1985
Jahesh Tarabar Qom (Irán)
13
Derrick Obasohan
Alero
198
1981
FIATC Joventut (Liga Endesa)
14
Alade Aminu
Pívot
210
1987
Élan Chalon (Francia)
15
Olumide Oyedeji
Pívot
210
1981
Qingdao Double Star (China)

Posible quinteto titular:                                        Segunda unidad: 

Skinn                                                                    Dagunduro
Obasohan                                                             Oguchi
Al-Farouq Aminu                                                  Archibong
Diogu                                                                    Ugboaja
Alade Amino                                                         Oyedeji

Papel secundario:    Ibekwe y Oruche  

jueves, 26 de julio de 2012

AUSTRALIA: GENTE SIN COMPLEJOS


La selección aussie, como decíamos por ejemplo sobre Brasil hace unos días, es otro de esos equipos habituales en este torneo y que nos evoca a épocas y ediciones anteriores, en algunos casos de no muy buen recuerdo para nosotros. Si hablando sobre los cariocas nos deteníamos en la figura del gran Oscar Schmidt Becerra como epítome de aquellas madrugadas baloncestísticas de Juegos Olímpicos, en el caso de los boomers el nombre a recordar es el del inapelable cañonero Andrew Gaze, con nada menos que cinco ediciones olímpicas en su haber, y record de partidos jugados en este torneo con 40. El bombardero de Melbourne guarda lugar preferente en las pesadillas de nuestro baloncesto, sobre todo para los de mi generación, con aquel partido de cuartos de final en Seul 88 donde su soberbia exhibición anotadora (28 tantos, de los 77 del total de su equipo) nos apartó del camino de las medallas y supuso el comienzo de una época ignominiosa para nuestro basket que conocería episodios realmente dolorosos como el “angolazo” de Barcelona, y demás tragedias deportivas que afortunadamente hoy día parecen un mal recuerdo desde la llegada de los Navarro, Gasol y cia a nuestras canastas. 

El alero australiano lideró a su país a su mejor clasificación histórica en unos Juegos con aquella cuarta plaza de Seul que repetirían en 1996, y tuvo el honor de ser el abanderado de su país en la edición de Sydney 2000, al igual que Dirk Nowitzki con Alemania, o nuestro Pau Gasol mañana, ha sido uno de los pocos baloncestistas que ha tenido el inmenso privilegio de ser la cabeza visible del deporte de todo un país en una ceremonia de inauguración de unos Juegos Olímpicos. En aquella edición en casa, por cierto, fue el máximo anotador del torneo (y si no lo fue en ediciones anteriores, lógicamente fue debido a la presencia de un tal Oscar Schmidt cuya productividad ofensiva y excelencia en el tiro no conocía parangón) y jugó sus terceras semifinales olímpicas.  

Gaze bailando un "agarrao" con Yao Ming


Pero hablemos del presente. La actual selección australiana llega a Londres con unas señas de identidad muy claras y definidas, y que pudimos ver en los dos partidos que les enfrentó a nuestro equipo. Un grupo realmente generoso en el esfuerzo, duro en defensa, y sin un líder definido, con una serie de jugadores muy activos en ataque y muy valientes en el lanzamiento. Realmente, una selección que juega sin complejos. Quizás puedan parecer demasiado inconscientes en su ataque, pero es de esos equipos que gusta ver jugar por su descaro y atrevimiento. Prácticamente todos los jugadores tienen peligro exterior, y esa será su gran baza. La falta de presión será una poderosa aliada para desarrollar su juego sin ningún tipo de inhibición ni agarrotamiento, ideal para un equipo poco dado a moverse en el juego especulativo. No obstante su entrenador Brett Brown (asistente de Popovich en los Spurs, algo se le habrá pegado), demostrando también esa absoluta falta de complejos y ese punto pequeño punto de locura australiana, ha afirmado que van a Londres con el objetivo de las medallas. No sé lo cree ni él, pero levanto mi Foster’s para compartir su brindis al sol. Su objetivo real no debería ir más allá de los cuartos de final, peleando la cuarta plaza del grupo con Gran Bretaña. Pase lo que pase, creo que lo vamos a pasar bien viendo jugar a estos alocados boomers. 

BASES:  Como hemos comentado, no es Australia una selección en la que se reconozca de una manera diáfana la figura de un líder, no obstante sí tratásemos de buscar su mejor jugador, su “estrella”, es posible que debiéramos nombrar al “pequeño” (1.83) Patrick Mills, base ideal para esta selección. No especialmente dotado para la dirección, ejecuta un baloncesto muy sencillo con predilección para la búsqueda del juego abierto, e individualmente su calidad ofensiva es notable, buen penetrador, capaz de fabricarse sus propios tiros y con buena mano. Hará buenos números. En San Antonio progresa a la sombra de Tony Parker, de quien muchos dicen que se puede considerar digno sucesor. Quien está a la sombra del propio Mills es Matthew Dellavedova, un par de años más joven que el base spur, y aún en la NCAA. También es un base de juego sencillo pero sin el talento del titular Mills, aún así sabe sacar provecho a sus minutos en pista. Ojo a su poco ortodoxa mecánica de lanzamiento. Adam Gibson es el típico “betweener” que se mueve entre base y escolta, jugará más de dos, y aportará más en defensa. Lo mismo ocurre con Peter Crawford, base-escolta que tendrá que arañar los minutos que pueda de “shooting guard”.

ALEROS: Hablando sobre una selección tan proclive al juego en abierto y al lanzamiento exterior, cabe pensar que en las alas se encontrará gran parte de su fortaleza. Y de hecho es así, con el añadido de que además de estupendos tiradores nos encontramos jugadores altos, fuertes, y con buen nivel defensivo. Es el caso de los sobradamente conocidos (los tres juegan en ACB) Joe Ingles, Brad Newley y David Barlow. Buenos tiradores y con físico para ayudar en defensa y rebote, sobre todo Barlow quien podrá jugar de cuatro en ocasiones. Mark Worthngton no parece que vaya a aportar mucho, aunque puede funcionar como alero alto especialista en defensa. 

Los zurdos también la saben meter.


PIVOTS: Puede parecer el punto débil del equipo, teniendo en cuenta las ausencias de dos figuras como el nuevo jugador culé Nathan Hawai y sobre todo la estrella NBA Andrew Bogut. Aún así encontramos un par de nombres ilustres y de sobra conocidos por el aficionado español como David Andersen y Matt Nielsen, dos veteranos venidos a menos, pero aún aportarán, sobre todo Andersen, siempre brillante en el tiro exterior y con su buen juego de pies. Maric debe poner la intensidad, defensa y rebote que el equipo necesita, sobre todo ante la ausencia de Jawai y Bogut, y Aron Baynes apunta a ser último en la rotación. Juego interior apañadito, con oficio y buen juego en ataque, pero que sufrirá en defensa.     

PLANTILLA:

4
Peter Crawford
Escolta
193
1979
Townsville Crocodiles (Australia)
5
Patrick Mills
Base
183
1988
San Antonio Spurs (NBA)
6
Adam Gibson
Base
188
1986
Gold Coast Blaze (Australia)
7
Joe Ingles
Escolta
203
1987
FC Barcelona Regal (Liga Endesa)
8
Brad Newley
Escolta
198
1985
Valencia Basket (Liga Endesa)
9
Matthew Dellavedova
Base
183
1988
St Mary's Gaels (NCAA)
10
David Barlow
Alero
205
1983
UCAM Murcia (Liga Endesa)
11
Mark Worthington
Alero
202
1983
Gold Coast Blaze (Australia)
12
Aron Baynes
Pívot
207
1986
Ikaros Kallitheas (Grecia)
13
David Andersen
Pívot
212
1980
Montepaschi Siena (Italia)
14
Matt Nielsen
Ala-pívot
209
1978
Khimki (Rusia)
15
Aleks Maric
Pívot
211
1984
Panathinaikos (Grecia)

Posible quinteto titular:                                Segunda unidad: 

Mills                                                              Dellavedova
Ingles                                                             Gibson
Barlow                                                           Newley
Andersen                                                        Nielsen
Maric                                                             Baynes 

Papel secundario:    Crawford y Worthington