¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

viernes, 28 de febrero de 2014

REGRESO A LA ISLA


Una isla ya mítica para nuestra liga.


Ha tardado en estrenarse nuestro vigente campeón de la liga privada del Supermanager ACB EL TIRADOR MELANCOLICO. Hemos tenido que esperar a la vigésima jornada para asistir al primer zarpazo de quien dominara con mano férrea el juego la pasada temporada. Nos congratula enormemente que un magnífico jugador como Senén estrene su casillero de victorias, la cual además le permite ascender a la tercera clasificación de la general. Le estábamos esperando. 

Spicoli por su parte hace un segundo puesto semanal que no hace si no que confirmar su liderato. 


JORNADA 20



Illa de Ons (STT)
207,6
chiclett4u (Spicoli)
204,6
skoria (Tintodistinto)
203
EL TIRADOR MELANCOLICO (Pepe Kubrick)
198
Avenida Belmont (gunspector)
178,8
duvictis1 (vic_london)
166
Incomprendidos (Mushiu)
161,6
PICK AND ROLL (bierzofree)
160,6
Redd Kross Army (Andyrocks)
155
miguelovic2 (heho)
146
Copton's Drugs (mikelarje)
145,2
lópez vazquezball (gominsky)
144,6
Flaaaaaaaaaaandeeeeeeeeers (luisitozoo)
143,6
Vaya pedal a lambrusco, mami!!!! (barcelona_8)
142,8
alcarallu (Chema70)
141,8
ratatatatatatata (capitanbud)
138
The men who shot Liberty Balance (Shuttlesworth)
130,6
Dreank Team (socio69)
129,8
Chusbierzo 35170 (Chusbierzo)
118,6
Wall Street (frog)
115,8
Enlebronados (Marc Rampas)
101,2
Mcgrady and friends (bishop77)
86,2










GENERAL



chiclett4u (Spicoli)
3611,2
Redd Kross Army (Andyrocks)
3381
Illa de Ons (STT)
3351,8
alcarallu (Chema70)
3346
miguelovic2 (heho)
3280,4
Flaaaaaaaaaaandeeeeeeeeers (luisitozoo)
3204,6
duvictis1 (vic_london)
3168,8
skoria (Tintodistinto)
3063,6
ratatatatatatata (capitanbud)
3004,6
Incomprendidos (Mushiu)
2986,2
Avenida Belmont (gunspector)
2915,4
Copton's Drugs (mikelarje)
2869,2
EL TIRADOR MELANCOLICO (Pepe Kubrick)
2850,2
PICK AND ROLL (bierzofree)
2839,8
lópez vazquezball (gominsky)
2782,8
Wall Street (frog)
2705,6
Enlebronados (Marc Rampas)
2677,4
Dreank Team (socio69)
2524
Vaya pedal a lambrusco, mami!!!! (barcelona_8)
2198,4
Chusbierzo 35170 (Chusbierzo)
2047,2
Mcgrady and friends (bishop77)
1968,8
The men who shot Liberty Balance (Shuttlesworth)
1707,2


jueves, 27 de febrero de 2014

VÍCTOR ASOMA LA CABEZA


Buenos momentos para Claver.


Por fortuna mucho han cambiado las cosas para Víctor Claver tras el parón del All Star en la NBA. Aprovechábamos aquella circunstancia para ver que tal le estaba yendo a nuestros seis jugadores internacionales en la liga profesional estadounidense, y nos lamentábamos de la situación de un Claver que había jugado la ridícula cantidad de 4 minutos repartidos en 3 partidos. Esa era la triste realidad del forward valenciano en su segunda campaña NBA hasta aquel momento, pero si algo nos enseña la mejor liga de baloncesto del mundo es que el trabajo acaba dando sus frutos y los estatus no son tan inamovibles como parece, y si no que se lo pregunten a Jeremy Lin o más recientemente a Kendall Marshall, jugadores que parecían carne de Liga de Desarrollo y ahora ven como muchos chavales lucen camisetas con sus dorsales en los pabellones. Nunca hay que tirar la toalla. 

A Claver le costaba encontrar su sitio en la rotación de uno de los equipos revelación de la temporada. Una maquinaria perfectamente engrasada que de la mano de Terry Stotts (quien fuera jugador del Estudiantes haciendo pareja de americanos con Chuck Aleksinas a mediados de los 80) ya es tercer mejor equipo del Wild West y roza el 70% de victorias. Casi nada para una franquicia que no entraba en los pronósticos y al que históricamente le ha perseguidos el mal fario en forma de lesiones o malas decisiones en el draft.

Pero poco a poco el pelirrojo jugador ha empezado a tener cierto protagonismo y contar para Stotts, coincidiendo precisamente con el “break” de la fiesta de New Orleans. Tras el fin de semana de las estrellas Portland ha disputado cinco partidos (cayendo ante San Antonio y luego ganando cuatro consecutivos) y en todos ellos hemos podido ver a Claver en pista. Fantástica noticia. 

Comenzó con 7 minutos (ya era más de todo lo que había jugado hasta el momento esta temporada) frente a San Antonio aportando un rebote, una asistencia y un tapón. Falló sus dos lanzamientos a canasta, ambos desde el triple. Frente a Utah ya pasó de los diez minutos en pista, mirando aro una sola vez sin anotar, y con iguales registros que ante Spurs (un rebote, una asistencia y un tapón), además perdió dos balones y cometió una falta personal. En un magnífico partido contra los Timberwolves de Ricky Rubio lo vimos jugar medio partido, nada menos que 24 minutos, y contribuir a la remontada de su equipo tras un magnífico comienzo de los de Minnesota. De hecho un mate de Claver culminaba un parcial de 12-0 para los de Oregon que encarrilaba el partido para los locales (coincidiendo con la ausencia de Ricky en pista durante esa fase del partido) En total sumó cinco puntos, cinco rebotes, repartió una asistencia y colocó un tapón. Perdió un balón y cometió una falta personal. Contra Denver Stotts le tuvo 12 minutos en cancha, para capturar cinco rebotes y robar un balón. Sumo dos puntos desde el tiro libre, perdió un balón y cometió dos faltas. 

Su mejor actuación hasta la fecha la hemos vivido esta pasada madrugada. En un partido cómodo ante los decepcionantes Brooklyn Nets se fue hasta los 13 puntos, con buenos porcentajes de tiro (5 de 7 en tiros de campo y 2 de 2 en libres), 5 rebotes y 1 asistencia en 21 minutos de juego. En total y desde el All Star Weekend ha promediado 14.8 minutos en pista en los que ha sumado 4 puntos, 3.4 rebotes, 0.8 asistencias, 0.6 tapones y 0.2 recuperaciones. Cifras muy lejos de poder considerarse un jugador consolidado en la NBA, pero al menos su nombre ya vuelve a ser habitual en los box scores. Parece que Terry Stotts confía en su aportación defensiva y reboteadora y que Víctor ha encontrado el camino, ese que debe llevarle a defender de nuevo la camiseta de nuestro combinado nacional en el mundial de selecciones. No nos sobran jugadores de su calidad y polivalencia. Que siga así.   


Stotts y Aleksinas en el Estudiantes 1983/84



martes, 25 de febrero de 2014

SONRISAS Y LÁGRIMAS


En el Nou Congost están a muerte con la guitarra.


El título que hemos elegido para nuestro resumen semanal de la ACB no tiene ninguna doble lectura. Simplemente surgió viendo el Bruixa d'Or-Real Madrid. Con una liga tan desahuciada televisamente como la nuestra, uno se busca la vida como puede para ver los partidos, y la mejor manera que conozco es el Orange Arena. Sus retransmisiones, al carecer de interrupciones publicitarias, te hacen sentir mejor el ambiente de los pabellones entre cuarto y cuarto. Y en esas que estaba viendo el encuentro del líder cuando comenzó a sonar por la megafonía del Nou Congost aquello de "Do-Re-Mi" del famosísimo musical de Broadway.

Abría la jornada el Cajasol visitando Fuenlabrada y dominando desde el comienzo con brutal autoridad. Diferencias entre 15 y 20 puntos para los de Aito durante los tres primeros cuartos y arreón final del Fuenlabrada, que llegó a ponerse a 5 puntos (63-68, minuto 34) para ponerle algo de emoción al partido con un extraordinario Feldeine (25 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 5 robos) Al final la victoria voló a la Sevilla de un muy serio Cajasol liderado una vez más por su base el checo Satoransky (16 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias), que se consolida en puestos de play offs con balance 10-10. Los del sur de Madrid siguen mirando de reojo los puestos de descenso, actualmente son decimocuartos y presentan un registro de 7-13.

El Río Natura Monbus sigue en una estupenda línea ascendente (ya suma nada menos que cinco victorias consecutivas) y definitivamente buscan repetir la machada de meterse en play offs. Con su convincente victoria ante un desacertado Joventut ya es decimoprimero (9-11) acechando la octava plaza. La Penya sufrió la buena defensa gallega y pagó su horroroso día en el tiro exterior (siendo el lanzamiento triple una de las armas habituales de los verdinegros) Al final lo maquillaron pero llegaron a estar en 1 de 11 desde el 6.75 mientras veían a un excelso Corbacho (24 puntos) martillear su aro una y otra vez desde el triple. Los de Maldonado bajan a la decimosegunda plaza (igualmente 9-11) Su temporada es muy buena, pero apuntan cierta línea descendente (dos derrotas consecutivas)  

Victoria de un Laboral Kutxa que espera impaciente el debut de su nueva estrella Lamar Odom. El deprimido Baloncesto Valladolid sirvió una vez más de víctima propiciatoria para todo equipo que busque subir su autoestima, y es que los pucelanos no levantan cabeza (ocho derrotas consecutivas) Aún así los de Casas no dieron la imagen tan negativa de otras ocasiones, con un buen Omari Johnson tratando de mantener a su equipo en la primera parte. Claro que también es cierto que el Baskonia sigue ofreciendo un juego muy por debajo de lo esperado para este club. Buen debut de Pepe Pozas con los visitantes. Dentro de la horrible temporada del equipo castellano esperemos que al menos sirva para que quien fuera una de las más firmes promesas de la cantera del Unicaja se foguee en la ACB. Tibor Pleiss, una vez más el bastión interior de Scariolo (16 puntos, 11 rebotes y 3 tapones) El equipo alavés alcanza el 50% de victorias y se coloca en séptima posición (10-10) El Valladolid sigue con su particular tragedia cerrando la tabla y un ignominioso registro de 2-18.       

Esperando a Lamar


Domingo de derbi en Bilbao, con los hombres de negro de Rafa Pueyo recibiendo a sus vecinos donostiarras del Gipuzkoa Basket entrenado por Sito Alonso. Partido dominado claramente por los de Miribilla frente un conjunto visitante que ya encadena seis encuentros sin conocer la victoria. Peligro. Mucha coralidad por parte local con hasta cinco jugadores alcanzando la decena de puntos, haciendo estéril el partidazo de Jason Robinson (24 puntos y 4 rebotes) El partido deja no obstante una nota muy negativa para los de Pueyo con la lesión de Raül López. Nuestro Steve Nash particular ha sufrido una rotura en un dedo de una mano que le tendrá fuera de las canchas entre 6 y 8 semanas. Duro golpe para el Bilbao Basket ahora que parecía que encontraba una buena línea (novena posición, 9-11) Los de Alonso bajan dos puestos y ahora son decimoterceros con 8-12. 

El mejor partido de la jornada se vivió en el Príncipe Felipe de Zaragoza, con un Cai colosal que sigue haciendo historia y ya se codea con los grandes sin complejo alguno. En esta ocasión fueron capaces de tumbar a todo un Valencia Basket, segundo clasificado de la tabla y que está haciendo la mejor temporada regular de su historia. Y la victoria llega además a través de un baloncesto de  altísimo nivel, que confirma al cuadro maño como uno de los equipos mejor trabajados desde su dirección técnica por un José Luís Abós magistral, auténtico profeta en su tierra, a pesar de que tuviera que ser Joaquín Ruiz Lorente quien dirigiera a los locales desde el segundo cuarto tras expulsión de Abós por doble falta técnica. El partido fue intenso e igualado, aunque parecía decidirse en un último cuarto furioso del equipo rojo, que estiró la máxima diferencia en el marcador a falta de 4 minutos (84-71), pero Pau Ribas, inmenso todo el choque, no estaba por la labor y su empuje llevó al Valencia a casi igualar el choque (90-89 a falta de 48 segundos) Finalmente el Cai certificaría una enorme victoria desde el tiro libre. El triángulo del Este Rudez-Sanikidze-Shermadini funcionó con precisión absoluta, combinándose para sumar 52 puntos y 15 rebotes. El Valencia, que no pudo contar con Rafa Martínez, encontró en un inspirado Ribas haciendo uno de los partidos de su vida a su mejor baluarte. El canterano de la Penya acompañó sus 23 puntos de 7 rebotes, repartió 3 asistencias y recuperó 2 balones para una valoración total de 34, la máxima de la jornada… pero con la amargura de que su equipo no se llevase la victoria. A resultas de esto nos encontramos con un Cai cada vez más fuerte afianzando su sexta posición y balance 12-8. El Valencia sigue en las alturas aunque cada vez más lejos del líder, segunda posición y una marca de 17-3. 

Ese líder sigue siendo un intratable Real Madrid, quien continúa en un estado de ensoñación constante, como se pudo comprobar en el espectáculo que ofreció a su público frente al Zalgiris Kaunas en Euroliga, y que mantuvo, en una dosis algo menor, en su visita liguera a Manresa. Los jugadores de Laso muerden en defensa como dobermans y corren en ataque como galgos. Lo suyo parecen partidos de trámite, otro día tranquilo en la oficina, pero creannos cuando les decimos que aunque les vean ganando de 40 puntos no deben abandonar la vista del parquet. No pestañeen, cada segundo es un espectáculo cuando la manada de Laso está en la pista. Poco pudo hacer el Bruixa d’Or Manresa que asistió a una demostración más del dulce momento de forma del precisamente ex-manresano  Llull en constante ebullición (máximo anotador con 18 puntos) El canterano Alberto Martín, a quien ya vimos unos minutos en el Palacio (colaboró en la famosa jugada de Mejri que cerraba el choque) contra el Zalgiris, pudo jugar un minuto y medio (Draper y Carroll fueron baja) El show por los locales lo puso Vernon Goodridge, ojo a sus vuelos y tapones. El Madrid tiene un balance de 20-o en liga y de 41-1 en el total de las competiciones. Ni en la play station. Los de Borja Comenge empiezan a oler el humo del fuego de las plazas de descenso, decimoquintos con 6-14.   


Alberto Martín con el histórico 11 que en su día llevara Corbalán.


Otra demoledora racha negativa, de nada menos que ocho encuentros besando la lona, es la que presenta el UCAM Murcia de Marcelo Nicola. Pusieron contra las cuerdas a todo un Unicaja pero gestionaron mal los últimos minutos y pagaron el mal partido de Pete Mickeal en su último encuentro con la camiseta universitaria, ya que finalizado su contrato mensual no ha habido renovación del mismo. Earl Calloway resultó decisivo con 11 puntos en los instantes finales y los locales no supieron aprovechar una última posesión para llevar el encuentro al tiempo extra, o incluso ganarlo. Plaza sigue teniendo a su equipo arriba, en cuarta posición con 14-6, mientras que los murcianos continúan con su tumultuosa campaña en puestos de descenso y balance 5-15. Sin ser capaces de aprovechar la presumible derrota del Estudiantes. 

Y es que en efecto los de Txus Vidorreta tenían un envite ciertamente complicado en su visita al Centro Insular de Gran Canaria, una pista donde cada canasta cuesta sangre, sudor y lágrimas. Los de Pedro Martínez, fuertes una vez más desde la defensa, apenas dejaron opciones ante un Estudiantes que si bien ha mejorado en las últimas semanas aún está muy lejos de poder medirse a un equipo tan superior como el Herbalife. Xavi Rey sigue cogiendo la forma poco a poco, mientras que Newley y Hansbrough ametrallan a los rivales desde el exterior (15 puntos cada uno) Buen partido de Ivanov por parte visitante, con 15 puntos y 6 rebotes, pero hace falta mucho más para poder asaltar el fortín del CID. Pedro Martínez mantiene a su equipo quinto clasificado con un soberbio 14-6. El Estudiantes sigue sin poder escapar de la zona peliaguda, decimosexta plaza y registro 5-15. Se salvan del descenso momentáneamente por average. 

Se cerraba la jornada con el otro equipo insular, el Iberostar Tenerife, recibiendo al tercer clasificado, un Barcelona en un gran estado de forma como ya demostrara en la fase final de la Copa y está confirmando en Europa (único equipo invicto en el Top 16 de Euroliga) Demasiado toro para un equipo local en horas muy bajas (seis partidos consecutivos con el sabor de la derrota) y que por si fuera poco no pudo contar con quien ha de ser uno de sus puntales de aquí al final de temporada, Lazaros Papadopoulos, quien sigue padeciendo de esos graves problemas en las rodillas que le mantuvieron lejos de la cancha ocho meses (los hombres altos y sus rodillas, tema que daría para mucho) De modo que el equipo de Pascual se dio poco menos que un paseo por la cancha tinerfeña con un Alex Abrines aprovechando la ocasión para ser el máximo anotador de su equipo con 14 puntos mientras que Navarro nos ofrecía una desconocida versión reboteadora (siete capturas, habría que tirar de hemeroteca para ver si alguna vez ha reboteado más en un partido) El mito barcelonista fue noticia también por convertirse en el séptimo máximo anotador histórico de la ACB. Por delante aún tiene a Herreros, Villacampa, Brian Jackson, Granger Hall, Creus y Arlauckas. Veremos a cuantos de ellos da caza de aquí al final de su carrera, que esperemos esté lejano. El conjunto azulgrana consolida la tercera plaza con balance 14-6 mientras que el Iberostar sigue en su caída libre, decimosegundo con 9-11.   


Navarro sigue batiendo registros.


EL QUINTETO DE LA JORNADA: 
Rafa Luz (Río Natura Monbus) 12 ptos, 3 rebs, 7 asists y 4 robos. 25 valoración.
Pau Ribas (Valencia Basket) 23 ptos, 7 rebs, 3 asists y 2 robos. 34 valoración.
Jason Robinson (2) (Gipuzkoa Basket) 24 ptos, 4 rebs y 2 robos. 27 valoración.
James Feldeine (2) (Baloncesto Fuenlabrada) 25 ptos, 4 rebs, 3 asists, 5 robs. 26 valoración.
Tibor Pleiss (5) (Laboral Kutxa) 16 ptos, 11 rebs y 3 tapones. 25 valoración.

ENTRENADOR:
Moncho Fernández (3) (Río Natura Monbus) 

EL QUINTETO DE LA TEMPORADA: 

Tomas Satoransky (12) (Cajasol) 12.9 ptos, 3.8 rebs, 4.4 asists, 1.5 robos. 16.3 valoración.
Rudy Fernández (4) (Real Madrid) 12.9 ptos, 3.2 rebs, 2.6 asists, 2.1 robos. 16.8 valoración.
Andrés Nocioni (2) (Laboral Kutxa) 16.8 ptos, 4.6 rebs, 1.8 asists. 17.6 valoración.
Nikola Mirotic (14) (Real Madrid) 13.7 ptos, 6.3 rebs, 1.3 asists, 1 robo. 18.2 valoración.
Justin Doellman (15) (Valencia Basket)  14.8 ptos, 4.7 rebs, 2.6 asists, 1.8 robs. 17.2 valoración.

ENTRENADOR: 

Pablo Laso (13)  (Real Madrid)

viernes, 21 de febrero de 2014

ADELANTE Y ARRIBA


Los templarios han estado fuertes esta semana


Poder berciano en la última jornada de nuestra liga privada del Supermanager ACB. Nuestros tres primeros clasificados han sido paisanos de nuestra ilustre y amada ciudad de Ponferrada, tras ellos Spicoli araña una cuarta plaza para afianzar aún más su ya de por si incuestionable liderato. Pero hay que seguir luchando, amigos. Enhorabuena a Mushiu que con su equipo Incomprendidos se estrena en esta nuestra liga.

Que tengan un fin de semana, ya queda menos para el Carnaval. Les dejo con el himno de nuestra querida Sociedad Deportiva Ponferradina, ¡adelante y arriba!     





JORNADA 19



Incomprendidos (Mushiu)
188,4
PICK AND ROLL (bierzofree)
187,4
alcarallu (Chema70)
179,2
chiclett4u (Spicoli)
175,6
Flaaaaaaaaaaandeeeeeeeeers (luisitozoo)
170,2
Copton's Drugs (mikelarje)
161,8
miguelovic2 (heho)
161,6
Illa de Ons (STT)
161,4
Avenida Belmont (gunspector)
161,4
Redd Kross Army (Andyrocks)
156,4
skoria (Tintodistinto)
150,6
ratatatatatatata (capitanbud)
148
duvictis1 (vic_london)
146
Enlebronados (Marc Rampas)
136,8
EL TIRADOR MELANCOLICO (Pepe Kubrick)
132,8
lópez vazquezball (gominsky)
131,4
Vaya pedal a lambrusco, mami!!!! (barcelona_8)
121,2
Mcgrady and friends (bishop77)
111,2
Wall Street (frog)
107,6
Dreank Team (socio69)
104,2
Chusbierzo 35170 (Chusbierzo)
79,6
The men who shot Liberty Balance (Shuttlesworth)
29










GENERAL



chiclett4u (Spicoli)
3406,6
Redd Kross Army (Andyrocks)
3226
alcarallu (Chema70)
3204,2
Illa de Ons (STT)
3144,2
miguelovic2 (heho)
3134,4
Flaaaaaaaaaaandeeeeeeeeers (luisitozoo)
3061
duvictis1 (vic_london)
3002,8
ratatatatatatata (capitanbud)
2866,6
skoria (Tintodistinto)
2860,6
Incomprendidos (Mushiu)
2824,6
Avenida Belmont (gunspector)
2736,6
Copton's Drugs (mikelarje)
2724
PICK AND ROLL (bierzofree)
2679,2
EL TIRADOR MELANCOLICO (Pepe Kubrick)
2652,2
lópez vazquezball (gominsky)
2638,2
Wall Street (frog)
2589,8
Enlebronados (Marc Rampas)
2576,2
Dreank Team (socio69)
2394,2
Vaya pedal a lambrusco, mami!!!! (barcelona_8)
2055,6
Chusbierzo 35170 (Chusbierzo)
1928,6
Mcgrady and friends (bishop77)
1882,6
The men who shot Liberty Balance (Shuttlesworth)
1576,6


miércoles, 19 de febrero de 2014

LAMAR ODOM, ENTRE RALPH SAMPSON Y GEORGE GERVIN



Baskonia, la mar de contentos.


Se confirmó el bombazo que comenzó a sacudir como un rumor a primeras horas de la mañana de este martes, casi madrugada (en Estados Unidos a eso de las tres de la mañana hora española ya circulaba), Lamar Odom vestirá la elástica rojinegra del club de baloncesto Baskonia, el actual Laboral Kutxa, hasta el final de la presente temporada en curso. Competirá por tanto en cuanto pueda ser inscrito tanto en ACB como en Euroliga.  

El análisis inmediato de la noticia nos sugiere que sin duda alguna es una grandísima nueva para la ACB y el baloncesto español. Ha sido la información más relevante durante toda la jornada del martes en el continente europeo. Una estrella NBA, ganador de dos anillos y Mejor Sexto Hombre de la mejor liga del mundo en 2011, recala en el histórico club vitoriano necesitado de algún estímulo que le ayude a levantar el ánimo en una hasta el momento alicaída campaña. Mediáticamente ha sido un bombazo, no cabe duda. Las dudas se centran ahora en el aspecto meramente deportivo, con un jugador desahuciado por la NBA y con una azarosa vida de “juguete roto” que hace que su fichaje presente razonables inquietudes sobre si su rendimiento estará a la altura de su nombre. No es la primera estrella (o ex –estrella si prefieren) NBA que recala en nuestra liga una vez vividos sus mayores años de gloria baloncestística. Muchos aún recordarán el caso de Walter Berry, brillante alero en los San Antonio Spurs a mediados de los 80 quien en la temporada 90-91 se lo trajo Jesús Gil a su Atlético de Madrid-Villalba por 180 millones de pesetas. Todavía mantiene el record de anotación individual en un partido ACB con 52 tantos (empatado con Henry Turner quien lo igualaría precisamente en el mismo equipo de Villalba, ya sin el concurso del Atlético de Madrid) Berry era un jugador magnífico que hizo una próspera carrera en Europa, si bien es cierto que llegó a nuestro continente sin haber cumplido siquiera los 30 años y con unas condiciones físicas excelentes. Obviando entonces el episodio Walter Berry, dos nombres realmente ilustres y con aroma al mejor baloncesto “old school” vienen a mi memoria. Dos jugadores míticos pero con un paso tan antagónico por nuestro baloncesto que pueden servir de referencia para lo que el tiempo juzgará como un éxito deportivo o por el contrario nada más que un golpe de efecto que una vez apagado el ruido no deje nueces encima de la mesa. Y esta es la duda que se presenta sobre la figura del espigado forward de Queens, si dejará el recuerdo de un George Gervin o de un Ralph Sampson.     



Walter Berry, el juguete de Jesús Gil


Los interminables 224 centímetros de Ralph Sampson recalaron en Málaga allá por el olímpico 1992. Seis años antes había rozado la gloria en las finales de 1986 (de las primeras que recuerdo, cuando en mi ciudad algunos bares habían publicitado que ofrecerían aquellos partidos vía satélite), disputándole un anillo que no llegó a los Boston Celtics de los 80, después de ganar las finales del Oeste a los otros intratables de aquella década, los Lakers de “Magic” Johnson y compañía, precisamente gracias a una canasta del propio Sampson. Vestía la zamarra roja de los Houston Rockets y compartía espacio en la zona con una leyenda del calibre de Hakeem Olajuwon (de aquella aún Akeem) formando las memorables “torres gemelas” de la franquicia tejana. Después de aquello llevaría los colores de los Golden State Warriors (donde coincidiría con otra torre como el querido y recordado Manute Bol) y de Sacramento Kings, siempre manteniendo unos promedios en torno a los 15 puntos, 10 rebotes y 2 tapones por partido a pesar de sus lesiones y problemas físicos, tan propios por otra parte de los hombres de su envergadura, evidenciados en su última época en Washington donde ya su juego se veía notablemente resentido. Con todo ello una estrella NBA con todas las letras. No es de extrañar por tanto que su venida a la Costa del Sol levantase la máxima expectación posible en un baloncesto español que no vivía sus mejores momentos y tocaría fondo meses después con el fiasco de los Juegos Olímpicos, cuando cayendo contra Angola tristemente asistíamos al ocaso de una brillante generación que nos había llevado a la plata ocho veranos antes en Los Angeles. Mayor depresión, si cabe, existía en Málaga, donde no quedaba ni rastro (excepción hecha de Rafa Vecina) de aquel orgulloso equipo de finales de los 80 liderado por Mike Smith en la pista y Mario Pesquera en el banquillo que había jugado la Korac y se había convertido por derecho propio en uno de los “gallos” del baloncesto español. El Unicaja buscaba un golpe de efecto y lo encontró en el fichaje de quien había sido uno de los pívots dominantes de la NBA durante la década de los 80, aún a sabiendas de que su maltrecha rodilla impediría volver a ver nunca al imparable interior del periodo 83-87.  

Debutó frente al Valencia, por aquel entonces bajo el patrocinio de Pamesa, dejando un doble-doble de 10 puntos y 12 rebotes. No eran malos números, pero la sensación de que físicamente Sampson no estaba bien era evidente. Con el tiempo fueron saliendo a la luz historias sobre la realidad del pívot en su periplo malagueño, como que no llegó a superar las pruebas médicas o que en su segundo partido, frente al Caja San Fernando, llegaron a extraer hasta 9 jeringuillas de liquido de sus rodillas. Finalmente jugaría sólo 8 partidos con la camiseta andaluza, en los que sumó un total de 56 puntos y 20 rebotes, siendo sustituido por Eddy Amos de quien si alguien en la sala se acuerda, por favor, que levante la mano. La apuesta de Sampson salió cruz, pese a ello no se le puede acusar de poca profesionalidad o de pasotismo, al contrario, sus compañeros de vestuario hablan de una persona muy humilde y sensible con su situación que sufría al verse en tan penosas condiciones. En todo caso el fracaso fue para el club, no para el jugador, empeñado a toda costa en tener una figura NBA que vender a la afición aunque fuera un jugador sin rodillas.   

  


Sampson en Houston, muchos crecimos con él.


El recuerdo de George Gervin, por contra, es mucho más dulce para el aficionado. Gervin era un jugador elegante y con una deslumbrante capacidad anotadora (hablamos de un cuatro veces máximo anotador de la NBA, tres de ellas de manera consecutiva), poseedor de una inalterable frialdad a la hora de mirar el aro que le valió el calificativo de “Iceman”. 12 veces All Star entre NBA y ABA, cinco veces elegido en el mejor quinteto de la liga… y así podríamos seguir enumerando datos que nos dan la idea de que en Manresa aterrizó la posiblemente mayor leyenda del baloncesto que hayamos tenido en nuestra liga. Gervin tenía ya 37 (camino de 38) años y el por entonces TDK iba a ser el último club de su brillante trayectoria profesional, promediando 25 puntos por partido y evitando el descenso del club catalán entrenado en aquellos tiempos por un joven Ricard Casas. El Hombre de Hielo ya conocía Europa, puesto que había jugado en el Banco di Roma, y recalaba en España directamente de la CBA después de una rehabilitación de dos años por su adicción al alcohol y las drogas, circunstancia ésta que le emparenta con el tortuoso Lamar Odom. Lo cierto es que en el caso de Gervin si fue un acierto tanto en lo mediático como en lo deportivo para el club manresano del Bagés. "Iceman" se despidió del basket profesional anotando 36.5 puntos por partido en un play off por la permanencia frente al Tenerife que mantenía al Manresa en la élite de nuestro baloncesto.     



Gervin dejó un recuerdo imborrable entre nosotros.


Queda por ver entonces hacía que extremo se orientará Odom, jugador acostumbrado a vivir en el ojo del huracán tras su adicción al crack y su matrimonio con una de las hermanas Kardashian. El alero, convertido en “celebrity” por encima de jugador de baloncesto, ha sido constante objeto de chanzas y burlas y habitual comidilla de ese aspecto del deporte que menos nos gusta, el que está más próximo a la telebasura que a las canchas de baloncesto. Sin embargo echando un vistazo a la biografía de nuestro protagonista su tráfica figura no puede invitar si no a la compasión. Huérfano de madre a los 12 años y con un padre cocainómano que abandonó a la familia, Lamar, como tantos otros chicos de barrios humildes, encontró en el baloncesto una salida y un futuro mientras crecía al cuidado de su abuela Mildred, fallecida cuando el jugador contaba con 20 años y a la que sigue recordando en sus zapatillas. Ella le compraba sus primeras playeros de basket y fue su primera fan. Pero posiblemente el mayor puñetazo que la vida le haya propinado haya sido la muerte de su hijo Jayden, con tan sólo seis años de edad. Escuché en una ocasión a Francis Ford Coppola decir, tras la muerte de uno de sus hijos, que no había dolor en el mundo comparable a tal pérdida, algo tan dramático que ni siquiera podía encontrarse una palabra para quien sufriese tal estado. Al igual que usamos el vocablo "huérfano" para referirnos a quien pierde a sus progenitores, no existe alguna para calificar al padre o madre que ve partir a su hijo alterando el orden natural de las cosas, ese que dice que ningún padre debe sobrevivir a su hijo. Lo contrario sume al individuo en una constante pregunta, un "¿por qué?" infinito al que no logrará hallar respuesta aunque dolorosamente trate de acercarse a ello, como hizo Francisco Umbral en su obra maestra "Mortal y Rosa" tras pasar por la misma tesitura. No parece por tanto el caso de Odom el de un "viva la virgen" descerebrado e irredento, si no el de un alma tortuosa y torturada. Humano, demasiado humano, que decía Nietzsche. Sus aliados en aquellos Lakers que ganaron dos anillos, entre ellos nuestro Pau Gasol, hablan de un estupendo compañero que ejercía de "pegamento" en un vestuario plagado de estrellas y egos, pero como todo ángel, Lamar también tuvo su caída.    



Lamar no olvida a los que se fueron.


Vitoria es el punto de partida para un jugador que quiere rehabilitarse con el baloncesto y con la vida. En su mira futura vuelve a vislumbrar la NBA, esa competición en la que hace apenas un par de años aún era una estrella.Respecto a su juego, los buenos aficionados ya saben lo que pueden encontrarse con Lamar en la cancha. No esperen un jugador que anote 30 puntos por partido. Odom es un estajanovista que ofrece polivalencia y trabajo a ambos lados de la pista. Buen defensor y reboteador, sabe permanecer en un segundo plano y no necesita de excesivos focos ni tener asegurado un número de lanzamientos por partido. Algo así como un Carlos Jiménez exponencialmente aumentado. Veremos como encaja en un roster en el que sus habituales posiciones en el juego parecen bien cubiertas, especialmente por un "Chapu" Nocioni recordando su mejor nivel. Sea como sea estamos seguros que la experiencia de tenerle entre nosotros será para bien. Bienvenido Lamar, aquí empieza el resto de tu vida.    




A recuperar la sonrisa.