¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

viernes, 31 de julio de 2015

AFRICA




Manute y Hakeem, pioneros.



África se convertirá este sábado, por unas horas, en el centro de atención global del mundo de la canasta. Desde que el llorado Manute Bol, el gigante dinka que murió sin poder ver el sueño cumplido de su Sudan del Sur libre (Bol falleció en 2010, un año antes del reconocimiento de soberanía para su tierra, en 2011), la relación entre el continente donde nació el hombre y la NBA ha sido siempre estrecha, feliz y fructífera, con estrellas como Olajuwom, Mutombo, o actualmente Luol Deng y Serge Ibaka. Asimismo la liga profesional estadounidense, a través sobre todo de su programa de ayuda social NBA Cares ha mantenido una constante actividad en el continente africano de ayuda y desarrollo con especial hincapié en la infancia, de donde pueden surgir, con los medios adecuados, nuevos grandes jugadores para nuestro deporte favorito. No sólo la NBA, en España también hemos sabido aprovechar el talento africano para nuestro provecho a cambio de forma jugadores, como en el caso del citado Ibaka, o el baskonista Ilimane Diop, de momento en selecciones de formación pero futurible internacional absoluto.

Pero la NBA ha decidido dar un paso más, y directamente llevar a sus estrellas al continente a jugar. Será en el Ellis Park Arena de Johannesburgo, 20 años después de que ese mismo escenario acogiera la final de la Copa del Mundo de rugby entre Sudáfrica y Nueva Zelanda. Aquel partido que figurará para siempre en el recuerdo como uno de los eventos deportivos con mayor carga simbólica de toda la historia, gracias al papel de un Nelson Mandela reconciliador, quien después de haber estado encarcelado durante 27 años aprovechaba aquel acontecimiento mundial para transmitir un mensaje de paz e integración en un país en el que la minoría blanca había sido capaz de someter y humillar a la mayoría negra, utilizando el deporte como herramienta de hermanamiento entre blancos y negros. Si aquel encuentro devino en histórico, también histórico será lo de mañana, el primer partido NBA jugado en tierras africanas.   

Un partido amistoso, de exhibición, que enfrentará a un combinado de jugadores NBA africanos o de ascendencia del citado continente frente a una selección de algunos de los mejores jugadores NBA del resto del mundo. Así veremos por parte africana a Luol Deng, Al-Farouq Aminu, Giannis Antetokounmpo, Nico Batum, Boris Diaw, Bismack Biyombo, Gorgui Dieng y el reciente campeón con los Warriors Festus Ezeli. Serge Ibaka no podrá disputar el partido debido a su proceso de recuperación de su última lesión, pero estará en todos los actos promocionales. Al frente de estos jugadores, dirigiéndoles desde el banquillo, estará nada menos que Gregg Popovich, asistido por Mike Budenholzer y Monty Williams. Por parte internacional comparecerán Chris Paul, Bradley Beal, Kenneth Faried, Jeff Green, Marcus Smart, Evan Turner, Nikola Vucevic y nuestros hermanos Gasol (retrasando por tanto Pau su incorporación a la selección de Sergio Scariolo), dirigidos por Lionel Hollins con Brad Stevens como asistente. 


El partido será retransmitido para España por Canal +, y los beneficios del choque irán destinados a distintas organizaciones como Boys & Girls Clubs of South Africa, SOS Children’s Villages, o la Fundación Nelson Mandela.  

martes, 28 de julio de 2015

QUITAD VUESTRAS SUCIAS MANOS DEL BALONCESTO



Abós no merecía esta polémica




En un país empeñado en vivir en constante crispación y odiando al vecino, llevo un tiempo cuidándome mucho de hablar de política. Está claro que vienen nuevos tiempos, lo cual no tiene que significar necesariamente mejores, pero vienen nuevos tiempos para barrer de un soplido la política caduca, bipartidista y corrupta que ha convertido las instituciones españoles en estercoleros. Nuevos tiempos que desde algunas trincheras se niegan a aceptar, enrocados en sus vomitivas tertulias televisivas y ajenos, desde hace años ya (no se enteraron siquiera de lo del 15M, y siguen sin enterarse de nada de lo que sucede en las calles), a la realidad del ciudadano medio español. Y pasa lo que pasa, que disparan contra quien no debieran disparar. 

Les pongo en situación. El pasado sábado hacía una amigable ronda de vinos por mi querida ciudad de Ponferrada con unos viejos amigos, calentando motores para ir a al concierto de las bandas Nave Nodriza y Wau y los Arrghs!!!, recordando viejos y buenos tiempos cuando nuestra ciudad era un hervidero de rock’n’roll y todos los fines de semana había algo que rascar. Los tiempos han cambiado y no ha habido relevo generacional, la mayor parte de la chavalería prefiere otras cosas, pero ahí seguimos, de vez en cuando metiéndonos una buena fiesta cuando la ocasión lo merece. El caso es que en uno de los numerosos bares entre los que transcurría la ronda, me dio por ojear un diario, El Mundo en este caso, y cuál fue mi sorpresa al leer ya en portada (ampliado en páginas interiores) que el merecido homenaje a José Luis Abós que suponía el cambio de nombre del Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza por el del técnico maño, ese profeta en su tierra que devolvió al baloncesto de su ciudad una gloria perdida hace décadas, suponía un ataque a la monarquía, todo ello dentro de una campaña orquestada en la que se incluyen gestos como el de Ada Colau retirando un busto de Juan Carlos I o el del ayuntamiento de Montcada i Reixac de quitar la fotografía del rey. De este modo el citado periódico equiparaba un gesto absolutamente personal y con una connotación claramente anti-monárquica, como el realizado por la nueva alcaldesa de Barcelona, con lo que no es sino un merecido reconocimiento a la figura más importante del baloncesto en Zaragoza en lo que llevamos de siglo XXI. Como era de esperar, El Mundo no está solo en esta campaña de intoxicación, La Razón, La Gaceta, y pseudo-medios digitales que engañosamente llevan la palabra “libertad” como marca (para luego predicar un conservadurismo troglodita) se han sumado al griterío y ya han emitido su veredicto: darle al pabellón zaragozano el nombre del técnico que más tardes de gloria ha dado al baloncesto de su ciudad en los últimos años lejos de suponer un homenaje al citado entrenador, significa un puro y duro ataque a la monarquía española integrado en el marco de una campaña orquestada. Repugnante, vomitivo y nauseabundo. 

“Que la realidad no te estropee un buen titular”, suele decirse. Aun así la realidad debe contarse y conocerse, para quien quiera escucharla.

José Luis Abós fallece el 20 de Octubre de 2014, tras unos meses alejado de los banquillos debido a su lucha contra una enfermedad que públicamente no había desvelado pero de la que se podía intuir su gravedad. Su muerte supuso una auténtica conmoción en el mundo del baloncesto, una de las peores noticias que hemos tenido que dar nunca en este blog dedicado al mundo de la canasta. Las muestras de cariño hacia su figura no tardaron en llegar. El deseo de reconocimiento tampoco. Uno de los gestos más comentados fue el de darle su nombre al pabellón de la ciudad, tentativa de la que hizo bandera un ciudadano anónimo llamado Jorge Lambán, acérrimo seguidor del deporte de la canasta y, por supuesto, seguidor del Cai Zaragoza (además de voluntario del club) y quien para más inri se declara monárquico. “Baloncesto como modo de vida”, puede leerse como primera fase de su perfil de twitter. Se inició una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma change.org. Recogidas 15000 firmas en apenas diez días, la petición fue llevada al ayuntamiento de la ciudad, en aquel entonces en manos del PSOE, quien echó abajo la iniciativa presentada a pleno por la Chunta Aragonesista, contando con los votos del PP, también contrario al cambio de denominación del pabellón. A cambio propusieron llamar al torneo de pretemporada Ciudad de Zaragoza como Memorial José Luis Abós. El propio alcalde Juan Alberto Belloch hacía entrega a los hijos del entrenador del título de Zaragozano Ejemplar, de manera póstuma, para su padre. La coalición Zaragoza en Común recogió esta sensibilidad en su programa electoral para unas elecciones en las que sacó más de 80000 votos que le han dado la gobernabilidad del ayuntamiento gracias al apoyo en la investidura del PSOE y Chunta. Una vez en el poder, Zaragoza en Común ha llevado a cabo la promesa electoral, pese a los votos en contra de PP, PSOE y Ciudadanos tras la moción de urgencia presentada por los populares. De hecho la suma de los votos en contra es de 20 concejales, por los 11 de Zaragoza en Común y Chunta que sí han votado a favor del nuevo nombre del pabellón. Al no ser la moción vinculante el nuevo equipo de gobierno puede mantener su decisión. Así lo establecen las leyes. 

La decisión de Zaragoza en Común y Chunta es coherente, al igual que coherente son Partido Popular y PSOE manteniendo su postura de meses atrás, cuando se empezó a hablar de este tema. No vamos a entrar en sus motivos para ello. Si es porque supone un gasto innecesario o porque consideran que hay que defender a toda costa la monarquía y una figura como el Príncipe Felipe que por cierto ya no es príncipe. Sería tan osado presuponer todo ello como osado supone afirmar que el deseo de darle el nombre del pabellón a Abós es un acto anti-monárquico. Y eso es precisamente lo que ha hecho una canallesca que ha hecho honor a su nombre más que nunca. No queremos bajar al barro de la política, donde tan bien se desenvuelven esos parloteadores ahorcados en sus corbatas dominando de manera asombrosa el arte de hablar sin decir nada, sólo podemos hablar desde nuestra propia sensibilidad de amantes del baloncesto. Desde esa perspectiva el sentimiento ha sido unánime: Abós se merece que el pabellón de la ciudad lleve su nombre. Todas las webs deportivas y medios de comunicación de referencia en el mundo de la canasta hablan del merecido homenaje que supone este hecho. Por otro lado no sabemos que opinaría el propio entrenador sobre toda esta polémica, y ha sido de muy mal gusto ver a algunos políticos, como Jorge Azcón, del Partido Popular (quien en su carrera ya ha protagonizado algún episodio de dudosa educación), hablar de “utilización” de la figura de Abós, como si fuera un estilete para el derribo de la monarquía. No, no sabemos lo que opinaría el pobre Abós, pero si sabemos que su familia ha estado en todo momento al frente de la lucha por el cambio de nombre del pabellón, y que su madre, emocionada, ha agradecido al ayuntamiento el detalle. Por otro lado la propia Casa Real ha autorizado el cambio de nombre de la instalación deportiva, una vez que el impulsor de la iniciativa, el referido Jorge Lambán, se puso en contacto con la institución monárquica. En ese sentido consideramos de interés reproducir la intervención de Lambán en el pleno de ayer la capital maña defendiendo su postura como ciudadano al margen de las instituciones.     




Comenzábamos diciendo que corren nuevos tiempos en la política española. Una regeneración necesaria que debería tener continuación en los medios de comunicación. Es desolador que el español medio se levante preocupado por cómo pagar el alquiler del piso, la hipoteca de la casa, los estudios de los niños, o simplemente en llegar a final de mes, mientras el Marhuenda de turno se levanta preocupado porque le van a cambiar el nombre a una calle, y con esa “gasolina” se dedica a incendiar a la opinión pública. Lo que se dice vivir realidades distintas. Lo peor de todo es que viviendo realidades distintas, se empeñen en proclamarse altavoces de una realidad que precisamente desconocen. También desconocen la sensibilidad de los amantes del baloncesto y lo que nos mueve para reivindicar a una figura como José Luis Abós que logró llevar al deporte de su ciudad a cotas impensables cuando se hizo cargo de un equipo que transitaba por aquel entonces en categoría LEB. No es política, no es monarquía, no es república, es BALONCESTO, ese deporte sagrado para muchos de nosotros, y del que les pedimos que retiren sus sucias manos de encima.

lunes, 27 de julio de 2015

LUNES SIN MEDALLA


Salvadores sigue creciendo


Pues sí, es noticia, un lunes sin contar una medalla de alguna de nuestras selecciones nacionales, pero no ha podido ser en esta ocasión. Las Sub19 han realizado un gran campeonato mundial y muy posiblemente hubieran ocupado podio de ser un torneo continental, pero un mundial son palabras mayores y aparte de los clásicos europeos la presencia de selecciones como Estados Unidos, Australia, China o Canadá hace que la empresa del metal sea realmente complicada, por lo que hay que saber valorar esta cuarta posición como se merece.

Nuestro gran nombre propio ha sido, como no podía ser de otro modo, esa barbaridad de jugadora llamada Angela Salvadores, con sus 18.4 puntos por partido (máxima anotadora del torneo), 4.1 rebotes y 4.3 asistencias. Nuestra “all around player” se confirma como la gran esperanza de nuestro basket femenino y una incipiente estrella a nivel mundial. No ha podido entrar en el mejor quinteto del torneo, copado por jugadoras de selecciones de podio (Estados Unidos, con A’ja Wilson como MVP, Rusia y Australia) Extraordinario mundial no obstante el de Salvadores, jugadora que deslumbró el pasado verano en el mundial Sub17 llevando a su equipo a una final ante unos Estados Unidos a los que endosó 40 puntos, insuficientes para obtener el oro, pero que la pusieron en el punto de mira de la prensa internacional y la convirtieron en nuestra particular versión de LeBron James en femenino por su capacidad para echarse el equipo a la espalda y aportar en todas las facetas del juego. Una chica con capacidad para el baloncesto total. 


Ha sido un torneo realmente complicado para las muchachas dirigidas por Mario López, encuadradas de inicio con las intratables estadounidenses y un rival tan complicado como China. De hecho perdimos ambos partidos, y sólo la victoria ante Egipto nos permitió seguir vivas para acceder a unas eliminatorias donde doblegamos a Holanda primero y posteriormente Bélgica, para morder el polvo contra una selección USA que acabó siendo oro sin perder un solo partido. Batallamos contra Australia por el bronce y tuvimos opciones, pero siempre con las aussies mandando siempre en el marcador, ya que pagamos un horrible inicio de partido (29-13 de parcial en el primer cuarto, en el que llegamos a perder de 18 puntos) De hecho ganamos los tres parciales siguientes, pero resultó insuficiente y los siete puntos finales de diferencia nos dejan con el amargo sabor de la derrota y privados de medalla. Imaginamos que las chavalas ahora estarán bastante fastidiadas, pero con el tiempo se darán cuenta de lo meritorio que resulta haber llegado a disputar podio en un torneo de estas características.  

miércoles, 22 de julio de 2015

ALTERNATIVAS AL PODER



El mercado de fichajes se mueve en vacaciones. Ese gran tópico periódistico que no deja de ser una verdad. El verano baloncestístico español se nutre de, por un lado, nuestras selecciones recogiendo medallas por toda Europa, y por otro de información sobre caras nuevas y cambios de cromos que se suceden en nuestra liga. 

Hoy queremos fijarnos en los dos clubes que apuntan de nuevo a alternativas al poder establecido representado por Real Madrid y Barcelona. En un baloncesto nacional en el que, a semejanza del fútbol, resulta prácticamente imposible competir contra los dos grandes, Unicaja de Málaga y Valencia trabajan por mantener la competitividad y ser aspirantes a algún título en caso de que los clubes futbolísticos flaqueen en algún momento. Y en nuestra opinión, viendo sus últimos movimientos, hemos de decir que trabajan bien. 

El Unicaja de Málaga viene de hacer una gran temporada en la que llegó a liderar la tabla clasificatoria durante varias jornadas de la liga regular. Pareció flaquear al final de curso, pero en play offs volvieron a mostrar su mejor cara poniendo contras las cuerdas a todo un Barcelona que sufrió lo indecible para acceder a la gran final ACB. Se impone por tanto la lógica continuista, con Joan Plaza que va a cumplir su tercera temporada al mando de este proyecto. No ha permanecido nunca más de tres años al frente de un banquillo como primer entrenador (es el tiempo que estuvo al frente del Real Madrid y Sevilla), y nos gustaría verlo poder trabajar con perspectiva de futuro y madurar proyectos ganadores, a la manera de su maestro Aíto García Reneses, por lo que confiamos en que los malagueños vuelvan a hacer una gran temporada, y a ser posible no sólo en ACB sino también en Europa, su asignatura pendiente la campaña pasada. Si hay continuidad en la dirección técnica, con Plaza y el habitual Sánchez Cañete como ayudante, en la pista el equipo malagueño se ha visto obligado a modificar sustancialmente su roster, sin que, en nuestra opinión, mengue la calidad del conjunto, incluso parece afrontar la próxima campaña con mejor equipo.     


Dani Díez, más madera para Plaza. 


La gran temporada de Jayson Granger no ha pasado desapercibida en Europa, y el base uruguayo es la baja más sensible entre los hombres de Plaza, partiendo rumbo a Estambul a enrolarse en las filas del Efes Pilsen. La competición turca a día de hoy es la liga más fuerte económicamente de Europa y el Unicaja no puede competir contra ello. Tampoco andan cortos de presupuesto en Rusia, donde el Zenit San Petersburgo se lleva a otro de los hombres claves del Unicaja la pasada temporada como era el tirador Ryan Toolson. También deja el equipo Kostas Vasileiadis, en este caso cortado por el club, que había firmado un contrato con el jugador de dos temporadas pero reservándose el derecho a que no se cumpliese el segundo de los cursos en este verano. Parece ser que su rendimiento y su físico no han convencido a Plaza para seguir contando con él. También se prescinde de Caleb Green, no ejercitando la cláusula de ampliación de contrato. Por último, el pívot montenegrino Vladimir Golubovic también ha visto como su rendimiento no ha sido suficiente para continuar en el proyecto cajista. Cinco bajas, una por cada puesto.  

Y como decimos, creemos que los movimientos de cara a suplir tales bajas han sido acertados. A falta de saber quien será su nuevo hombre alto dentro de una galería de nombres que se barajan de mucha calidad (Petway, Hendrix, Lima, Mavrokefailidis, Kuzmic o Radosevic), en las posiciones exteriores ya han conseguido refuerzos importantes. Las sombras de Granger y Toolson pueden ser alargadas, pero Nedovic, llegado desde Valencia, y Edwing Jackson, desde Barcelona, parecen jugadores de las suficientes garantías para convertirse en parte del nuevo núcleo duro de Joan Plaza. Jamar Smith, ex del Limoges, es más dinamita exterior, típico escolta americano con buena mano y capacidad anotadora. En el puesto de alero alto los malagueños se hacen con una pieza muy codiciada como es Dani Díez, después de su magnífica temporada en Gipuzkoa. Veremos cómo se adapta a un equipo en el que Carlos Suárez parece tener un perfil similar. Junto a un Kuzminkas que no para de progresar, se puede decir que Plaza cuenta con tres jugadores capaces de jugar de 3 y de 4 con totales y absolutas garantías. Pocos equipos pueden presumir de una tripleta similar. Como decimos, falta por saber quien acompañará a Vázquez y Thomas en la pintura, y resolver la ecuación Gabriel/Stefansson, ya que sólo contarán con uno de estos dos jugadores para dejar plaza a un canterano. Markovic, Nedovic, Jackson y Smith como bases/escoltas, Díez, Suarez y Kuzminkas como forwards, y Vázquez, Thomas y otro jugador por llegar como pívots, más un canterano del Clínicas Rincón (parece ser que el inglés Morayo Soluade, a quien hemos visto en el último Europeo Sub20) y el “elegido” entre Germán Gabriel y Jon Stefansson. Buenos mimbres en buenas manos.       

El Valencia vivió una pasada temporada un tanto convulsa. Después de su magnífica campaña 2013-14 (campeones de la Eurocup y a una canasta de ser finalistas ACB), Velimir Perasovic comprobó la poca memoria que existe en el deporte de alta competición, siendo despedido a principios de este 2015 por los malos resultados. Se hizo cargo del equipo el interino Carles Durán, revitalizando a un equipo que acabó dando tan buena imagen como la mostrada en la espectacular eliminatoria semifinal frente al intratable Real Madrid. No bastó para convencer a la directiva, que vuelve a relegar a Durán al cargo de ayudante, y se ficha a un “pata negra” de nuestros banquillos como es Pedro Martínez. Después de conseguir 11 victorias con el Baloncesto Manresa (una proeza equiparable a alcanzar 30 con Real Madrid o Barcelona), el técnico catalán cambia el chip para perseguir metas mayores en un equipo que buscará volver a ser puntero en Eurocup y aspirante al título, así como tener alguna opción en Copa y Liga dentro de las competiciones domésticas. El equipo taronja ya conoce cinco bajas seguras (Nedovic, Harangody, Aguilar, Loncar y Lishchuk, muchas salidas, sobre todo en el juego interior) y podrían ser seis si finalmente no continúa el nombre que mantiene en vilo a los valencianistas y protagoniza el actual culebrón de verano en cuantos a fichajes. Hablamos del mejor jugador naranja la pasada temporada, Pau Ribas, situado en los últimos días en la órbita de un Barcelona que busca reforzarse tras su campaña en blanco, pero cuya situación puede sufrir un vuelco debido al interés del Valencia en igualar la oferta barcelonista. Sin duda sería un golpe de efecto ilusionante de cara a la afición, ya que pese a que las incorporaciones de momento son sólo tres, se trata de jugadores de mucha calidad con los que conformar un equipo con posibilidades de luchar por títulos.   


Pau Ribas sigue sin quitarse la camiseta.


Salga o no salga Pau Ribas del roster valencionista una de las prioridades del club taronja era reforzar el juego exterior (recordemos que Nedovic sale destino Unicaja de Málaga), en ese sentido la nueva pieza no pinta nada mal. Antoine Diot, sin llegar a ser el base que se podía esperar cuando era una de las figuras del baloncesto de formación galo, es un habitual internacional con la selección francesa con la que ya ha sido campeón de Europa en 2013, además de colgarse el bronce en el pasado Mundial de España (contribuyó por tanto a la debacle española con 4 puntos, 4 asistencias y 2 rebotes en aquel infausto encuentro) Es un jugador de calidad contrastada que emprende por vez primera una aventura fuera de la liga de su país, por lo que el salto de calidad que supone pasar del Strasbourg al Valencia seguro que es un acicate para un jugador que buscará dejar huella en el conjunto taronja como hiciera su compatriota Nando De Colo, campeón de Eurocup en 2010 vistiendo la camiseta patrocinada por aquel entonces por Power Electronics. Diot, Van Rossom y Vives, extraordinaria tripleta de bases para Pedro Martínez. 

Luke Sikma lleva dos temporadas siendo uno de los mejores jugadores de la ACB con la camiseta del Iberostar Tenerife, un equipo que ya se le quedaba pequeño. Uno de los interiores más completos que ha pasado por nuestro baloncesto en los últimos años, capaz de aportar en todas las facetas del juego. No sólo hará olvidar a Aguilar y Harangody, sino que incluso su rendimiento puede llegar a asemejarse al de un Justin Doellman que lideraba hace dos años al cuadro valencianista con una solvencia magnífica.      


El nuevo reto de San Eme


Pero el gran nombre del verano che es sin duda Fernando San Emeterio, uno de los grandes de nuestro basket por derecho propio, cuyo palmares habla por sí solo (tres medallas con la selección nacional absoluta, campeón de Eurocopa con el Akasvayu Girona, y de Supercopa, Copa y Liga con un Baskonia del que ha sido santo y seña en los últimos años) Calidad y madera de líder para un jugador que junto a Rafa Martínez, Lucic y Romain Sato, asegura un brutal juego en las alas para el conjunto valencianista. 


Sólo en el juego interior es donde sigue ofreciendo dudas el club taronja, ya que con la continuidad de Dubljevic y la llegada de Sikma, son sólo dos los hombres altos de Pedro Martínez en estos momentos (y ambos más “cuatros” que “cincos”), por lo que han de llegar más refuerzos en esta posición (suenan Lima, Lampe o Mejri) Un Víctor Claver en versión “hijo pródigo” suena también con intensidad para reforzar a un Valencia con muy buena pinta. Lo que es seguro es que con Diot, Van Rossom, Vives, Martínez, San Emeterio, Sato, Lucic, Dubjlevic y Sikma, hablamos ya de nueve jugadores todos con el suficiente empaque para aspirar a todo y tener banquillo largo, a la espera, sobre todo, de uno o dos pívots de calidad, y con la posibilidad de guindas al pastel del lustre de Claver o quién sabe si Ribas. Y claro, la seguridad que da un Pedro Martínez al mando. El conjunto del Turia, más “outsider” que nunca.  

lunes, 20 de julio de 2015

ABONADOS A LA PLATA



Juancho Hernángomez realizó un gran papel en Italia


Ya es costumbre abrir las semanas de verano nuestro blog con una nueva medalla de alguna de nuestras selecciones nacionales de baloncesto en cualquier categoría y género. El colofón esperamos que lo ponga la absoluta masculina de Sergio Scariolo en el próximo Eurobasket, pero mientras tanto seguimos con la habitual recolección de medallas veraniega.  

En este caso toca hablar de los Sub20, plata en el último Europeo disputado en Italia, después de caer en la final frente a una Serbia que vuelve a conquistar un título que se le resistía desde 2008. En el caso de la escuadra española es nuestra segunda plata consecutiva en esta categoría, de la que fuimos campeones en Bilbao en 2011 con un dominador Nikola Mirotic. Sin embargo seguimos sin bajarnos del podio, ya que al oro de 2011 siguieron los bronces de 2012 y 2013, y las platas de 2014 y este verano. Una regularidad en la élite que no conoce parangón a nivel europeo en la selección antesala de la absoluta.  

No ha sido ésta nuestra mejor selección de la categoría de los últimos tiempos, por lo que hay que saber valorar el segundo puesto final como se merece. Juancho Hernángomez ha sido nuestro jugador más destacado, entrando en el quinteto ideal del torneo junto a los serbios Guduric (MVP de la competición) y Rebic (sus triples nos hicieron daño en la final) , el belga Lecomte (máximo anotador del torneo) y el pívot turco Kosut, decisivo para que los otomanos se colgasen el bronce al derrotar a Francia en el partido por el tercer y cuarto puesto. También nos gustaría destacar a un viejo conocido de la ACB como es el hijo del Zar Sabonis, Domantas, máximo reboteador del campeonato con unos excelentes 13.2 rechaces por partido, acompañados de 11.5 puntos por partido. Pese al buen trabajo del ex del Unicaja, Lituania no ha pasado de una decepcionante séptima posición. 


lunes, 13 de julio de 2015

LETICIA ROMERO REÍNA EN EL VERANO




Las chicas del futuro



Colgarse el bronce con la selección absoluta en Hungría en el Campeonato de Europa, volver a España, hacer dos entrenamientos con la Sub20 y debutar a los cuatro días de haber dejado la absoluta en el Europeo Sub20 de Lanzarote. Liderar al equipo con medias de 12.8 puntos, 5.7 rebotes, 4 asistencias y 2 robos por partido, con un brutal 90.9% en tiros libres (30 de 33), no perder ni un partido, colgarte el oro, y ser elegida MVP del torneo. Así se pueden resumir las últimas semanas de la jugadora Leticia Romero, estrella de nuestro baloncesto de presente y futuro. Y es que con tan sólo 20 años ya luce en su palmarés una plata mundial y un bronce europeo absolutos, a los que hay que sumar siete medallas más con las selecciones de formación, entre ellas la plata de Udine del 2014 en el Europeo Sub20 antes de viajar con la absoluta de Lucas Mondelo al Mundial de Turquía, de modo que es el segundo verano consecutivo en la que la vemos hacer este particular doblete de torneos, ambos subiéndose al podio. 

Ha sido un campeonato perfecto para nuestra selección, ganando los nueve partidos disputados, la mayor parte de ellos con una extraordinaria solvencia, incluida la final contra Francia (19 puntos de diferencia), en la que Leticia se fue hasta los 22 puntos con un tremendo 64.3% en tiros de campo. La selección de José Ignacio Hernández ha dominado la competición de tal manera que no habido equipo más anotador, y a la vez han mostrado la mejor defensa, también ha sido el equipo que más asistencias ha repartido, y el quinto mejor reboteador. El futuro está asegurado con una generación de jugadoras en la que además de Romero ha destacado Laura Quevedo, quien con 19 años ha entrado en el quinteto ideal del torneo. 18 tiene otra jugadora a seguir, la pívot Nogaye Lo (aunque es del 96, como Quevedo)   


Ya empieza a ser un clásico la recolección de medallas de nuestra Federación en distintos torneos y categorías cada verano. Que siga la fiesta.  

martes, 7 de julio de 2015

LA ULTIMA ESPUELA




El relevo de la espuela



Que San Antonio Spurs conforma una franquicia única, ya no sólo en la NBA, sino en todo el mundo del deporte, es algo que debería estar fuera de toda duda. ¿Cuántos casos conocen de equipos del máximo nivel cuyo primer entrenador lleve en el cargo 19 temporadas seguidas?, ¿en el que su máxima estrella lleve 18 años seguidos siendo santo y seña del equipo, sin que nadie le haya jamás cuestionado ni se haya pasado por la cabeza traspaso alguno a pesar de la edad?, ¿en el que ese mismo emblema de la franquicia haya respondido con igual fidelidad, sin plantearse nunca abandonar “su casa”, llegando a incluso a rebajarse el sueldo para mantener un proyecto ganador en una liga condicionada por el límite salarial? La filosofía continuista del club tejano no tiene parangón a día de hoy en un deporte profesional fagocitador, impaciente, nervioso, un moderno Saturno devorando continuamente a sus hijos que instaura una permanente espada de Damocles sobre las cabezas de quienes un día son héroes y a la mañana siguiente villanos dignos del destierro (el más claro ejemplo de tan tóxica concepción del deporte lo ejemplifica el decapitador superior Florentino Pérez) Que el ejemplo de San Antonio no haya sido capaz de calar más hondo en un deporte empeñado en vivir a tanta velocidad que no deja siquiera a los aficionados disfrutar del camino, si no de la meta esporádica, es una pena y merecería análisis aparte. Pero las virtudes de los tejanos son evidentes, sus éxitos también, mientras que su reconocimiento y respeto por parte de los buenos aficionados, innegable. 

Con una base formada desde hace años, principalmente por Duncan, Parker y Ginobili, el equipo de Gregg Popovich apenas ha necesitado realizar grandes movimientos en los despachos para mantener la dinastía más triunfal de la NBA en los últimos 20 años. Desde luego no ha sido San Antonio un habitual animador de los veranos, ni un club que haya estado en boca de los aficionados según se acercaban los “trade deadlines” de cada Febrero. Toda la excitación que produce este equipo en la pista ha sido traducida en una exquisita tranquilidad mediática. Tanto es así que en una de las competiciones deportivas con más focos del mundo la existencia de los Spurs ha parecido limitarse de manera ejemplar a las canchas de baloncesto. Incluso cuando en un movimiento brillante el manager R.C.Budford se desprendía de George Hill para hacerse con los derechos de un futuro MVP de unas finales como Kawhi Leonard nadie parecía percibir nada en San Antonio. Después de tantas batallas durante el Wild West del siglo XIX, El Alamo vive en paz. 


Sólo cuando la necesidad se ha hecho evidente, cuando el prolongado último baile del Big Three parece llegar a su inevitable fin, hemos visto a los Spurs bajo los focos de las noticias veraniegas. El agente libre más deseado del verano, LaMarcus Aldridge, abandona otro proyecto frustrado de Portland por convertirse en aspirante al título, rechaza el glamour de unos Lakers a la deriva, y se convierte en el heredero en la cancha de un Tim Duncan que posiblemente afronte su última temporada (no es la primera vez que escuchamos esto, pero en algún momento tendrá que suceder), con el simbolismo de ceder el testigo a Aldridge como en su día él lo recibió de David Robinson. Veremos como gestiona Popovich este relevo, si Duncan es suplente por primera vez en su carrera (ha sido titular 1329 de sus 1331 partidos NBA, un impresionante 99,84%), o convence a Aldridge para jugar de cinco, cosa que no parece fácil si atendemos a la rumorología de hace unas semanas que hablaba de la renuncia de LaMarcus a la oferta de New York ya que pretendían hacerle jugar en esa posición. O quizás sea Duncan, ese deportista ejemplar incapaz de decir una voz más alta que otra y que nunca se ha visto envuelto en polémica alguna, quien se sacrifique en su último servicio a El Alamo, y veamos al mejor ala-pívot de todos los tiempos jugando de pívot en su despedida de la franquicia con que la ha conquistado cinco anillos de campeón.  

MARC DESPEJA LAS INCÓGNITAS



Marc Gasol y la selección, una larga historia de amor




Marc Gasol resuelve su futuro inmediato con dos noticias a confirmar en la mañana de hoy en su rueda de prensa en Girona. Una de ellas era muy esperada, su renovación con los Memphis Grizzlies con un contrato de 110 millones por cinco temporadas. Un contrato de superestrella que le convierte en uno de los jugadores mejor pagados de la NBA. El contrapunto a tan magnánimo trato por parte de su franquicia trae una parte negativa para nuestro baloncesto: su primera renuncia a la selección española después de 14 años consecutivos vistiendo nuestra camiseta desde categorías inferiores hasta la absoluta (desde aquel bronce con los sub16 en Riga en 2001, compartiendo equipo con Rudy Fernández y ganando en el partido por el tercer puesto a la Lituania de Maciulis y Kleiza)  


Lo anticipó su hermano Pau ayer claramente, con esa manera suya de saber mojarse pero sin encharcarse propia de un deportista tan sensato como el mayor de los Gasol: “mi hermano Marc va a tener que tomar una decisión dolorosa, pero ya la comunicará él”. Blanco y en botella, nos quedamos sin La Tanqueta. Puertas abiertas para Willy Hernángomez, quien debiera ser el relevo natural de Marc. Es una baja sensible, máxime teniendo en cuenta la decisión de Scariolo de escoger a Mirotic por delante de Ibaka (condicionado por los problemas físicos del hispano-congoleño en los últimos tiempos), con lo cual nuestro juego interior parece bastante debilitado en el aspecto defensivo. Aun así hay que recordar que en el pasado Europeo acudimos con un “frontcourt” todavía más endeble, y obtuvimos el bronce, un pequeño éxito se mire como se mire (debe ser que hay aficionados que han visto a la selección ganar medallas toda la vida y yo no me he enterado) Pero también es cierto que para esta cita el objetivo debe ser la final, que nos garantizaría billete olímpico. De modo que sin Marc, más difícil.  

miércoles, 1 de julio de 2015

LA PRESELECCIÓN DE SCARIOLO









Ya tenemos preselección para el campeonato de Europa 2015 en el que el objetivo, tras el fiasco mundialista, debe ser superar el bronce de 2013 y llegar a la gran final que nos daría pasaporte para los JJOO de Río de Janeiro 2016, esa gran cita que se prevé puede ser el punto final a nuestra brillante generación del 80 (incluyendo a Calderón, que es del 81, pero siempre se le mete en ese “saco”) 

Son 17 jugadores, en una lista condicionada por las ausencias ya conocidas, pero que aun así deja tres puntos de interés sobre los que merece la pena detenerse: 

-La ausencia de Juan Carlos Navarro. El capitán barcelonista no había hecho pública su renuncia este verano a la selección, aunque en la Federación ya conocían su ausencia desde el pasado sábado. Dos días después su club anunciaba que estará de baja durante tres meses debido a un tratamiento conservador para tratar su fascitis plantar que ya es crónica. Desgraciadamente cada vez es más frecuente ver a La Bomba lejos de donde nos gustaría, en la cancha. A pesar de su evidente cuesta abajo debido a sus problemas físicos su capacidad para resolver momentos complicados y su arrojo y determinación, van a ser echados de menos. Veremos si el próximo verano, en caso de disputar nuestra selección los Juegos, puede tener una despedida internacional acorde a los merecimientos de quien es ya sin duda uno de nuestros mejores jugadores de la historia. 

-La presencia de Marc Gasol. El pívot de los Grizzlies había dejado entrever a finales de Mayo la posibilidad de no acudir este verano con la selección, dejando claro que la decisión definitiva la tomaría a partir del 1 de Julio, cuando entra en vigor su condición de agente libre en la NBA. No sabemos si se han producido conversaciones entre Marc y la Federación, o con el propio Scariolo, pero el italiano por si acaso ha decidido incluirle, con buen tino, en la preselección. El escenario es el siguiente: todo indica que Marc seguirá con Memphis, y que no tardará en firmar su nuevo contrato, lo cual aclararía su futuro inmediato y le permitiría centrarse con la selección gracias a la confianza de su franquicia NBA de siempre, que premiaría su fidelidad permitiendo una nueva comparecencia internacional de su mejor jugador. Pero por otro lado, Marc lleva década y media sin descansar un verano entre selección absoluta e inferiores y en cualquier momento su club puede aconsejarle (y cuando un club que te paga tanto dinero “aconseja” es prácticamente obligarte) parar, además de lo que piense el propio jugador, que según pasan los años puede sentir esa necesidad de mayor descanso. Si no renueva con Memphis (cosa poco probable), habría que conocer la opinión de su nueva franquicia. La presencia confirmada de Pau, punto a favor para que contemos de nuevo con el mediano de los Gasol. 

-Mirotic por Ibaka. Bien analizado, parece lo más lógico. Aunque en este país tan dado al debate ruidoso llama la atención lo aséptico que se ha sido en este sentido. Entra Niko, se queda fuera Serge. El “no estará feliz, pero es lo que hay” con el que Scariolo ha despachado la ausencia de un Ibaka absolutamente integrado en la selección parece dejar claro que no ha habido renuncia por parte del hispano-congoleño y que en este caso ha sido decisión pura y dura del entrenador. Personalmente creo que Ibaka hoy por hoy sigue aportando más de lo que puede darnos Mirotic, ya que su perfil de intimidador defensivo no lo posee Nikola, quien sin duda tiene mayor calidad individual ofensiva, pero en anotadores estamos bien servidos. Pero por otro lado hay que tener en cuenta que Ibaka viene de pasar por el quirófano el pasado Marzo por sus problemas en la rodilla derecha, unos problemas que lleva arrastrando desde el año pasado, cuando Oklahoma City accedió a que su jugador acudiese al Mundial de España sólo con la condición de tener a su lado a un médico propio de la franquicia NBA. Respiro para los Thunder, descanso para Ibaka, y recompensa por fin para un Mirotic que semanas antes había dejado claro su deseo de representar a España en el propio Eurobasket, además al lado de un jugador con el que ha demostrado una buena compenetración en Chicago como Pau Gasol. Todos contentos, o casi, porque está claro que Ibaka, diga lo que diga su club, quería venir a una selección en la que se siente realmente a gusto. Esperamos verle de nuevo, y ojalá pueda ser con Mirotic al lado, señal de que no estaríamos limitados a llevar a un solo nacionalizado (y en este caso hay que recordar que no hablamos de nacionalizados cualesquiera, tipo americanos que se nacionalizan en pequeños y disgregados países del Este de Europa para obtener pasaporte europeo con el que ser más fácilmente contratados en ligas como la ACB, si no de jugadores que se han formado deportivamente en nuestro país y a los que es justo considerar como “nuestros”) 

Por lo demás, creo que la preselección es justa. Quizás hubiera estado bien apostar por algún joven más, tipo Jaime Fernández, para irlo fogueando con la absoluta. Evidentemente se echan de menos nombres como los de Fran Vázquez o Carlos Suárez, pero ya es sabido que hay diferencias entre estos jugadores y la FEB que parecen insalvables. Va a ser un Europeo muy difícil, pero hay mimbres para luchar por medalla, y por supuesto por jugar la final, gran objetivo al que nos enfrentamos. No es fácil apostar por los doce definitivos, pero vamos a dar nuestra opinión. 

Vemos fijo al núcleo madridista, la guardia pretoriana de Pablo Laso. Llull, Chacho, Rudy y Felipe. Alex Abrines debe ser otro fijo, y más en ausencia de Navarro. Los Bulls Pau Gasol y Mirotic, sobra decir que son fijísimos. No hay duda con estos siete jugadores. A partir de ahí muchas incógnitas. La principal con el nombre de Marc Gasol. Si finalmente no está muy posiblemente su sustituto sería Willy Hernángomez, jugador cuyo perfil más se asemeja al pívot Grizzlie. La presencia del jugador del Baloncesto Sevilla en el roster definitivo está totalmente condicionada por lo que pase con Marc. Si el mediano de los Gasol acude al Europeo Willy tendrá que esperar una mejor oportunidad (parecería excesivo en una plantilla de doce jugadores tanto interior) Admitiendo la ecuación Marc/Willy, con uno de los dos fijos en el roster final, nos quedan ocho jugadores para cuatro puestos. Una duda es si Scariolo piensa utilizar a Llull como base, con lo cual quizás sólo buscase un director más, que estaría entre Vives, Colom y Ribas (aunque éste último se ha consolidado como escolta, pero es quien mejor temporada ha hecho de los tres) Yo apostaría a que de esta terna Scariolo escogerá a dos, y serán los valencianistas, dejando fuera a Colom. Nos quedarían entonces dos plazas para repartir entre San Emeterio, Rabaseda, Díez, Aguilar y Claver. Sabemos que esta selección es, en la medida de lo posible, continuista, y no gusta de meter demasiadas caras nuevas siempre que los jugadores habituales respondan (y suelen responder), por lo que parece claro quienes serían los elegidos: San Emeterio y Claver. Estas son nuestras cábalas, pero como decimos, hay muchas dudas y creemos que es uno de los veranos en los que (al margen de los siete fijos mencionados antes) puede haber más sorpresas de cara al roster final. 


PRESELECCIÓN EUROBASKET 2015 

SERGIO RODRIGUEZ (REAL MADRID)
SERGIO LLULL (REAL MADRID)
RUDY FERNANDEZ (REAL MADRID)
FELIPE REYES (REAL MADRID)
PAU GASOL (CHICAGO BULLS)
NIKOLA MIROTIC (CHICAGO BULLS)
MARC GASOL (MEMPHIS GRIZZLIES)
PAU RIBAS (VALENCIA BASKET)
GUILLEM VIVES (VALENCIA BASKET)
PABLO AGUILAR (VALENCIA BASKET)
QUINO COLOM (BILBAO BASKET)
XAVI RABASEDA (ESTUDIANTES)
WILLY HERNANGOMEZ (BALONCESTO SEVILLA)
VICTOR CLAVER (KHIMKI)
DANI DIEZ (GIPUZKOA BASKET)
ALEX ABRINES (BARCELONA)
FERNANDO SAN EMETERIO (BASKONIA)