¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

lunes, 31 de agosto de 2015

EUROBASKET GRUPO A: FRANCIA Y LOS DEMÁS



Alfombra roja para Francia en el grupo A del Eurobasket, oficiando como anfitriones en Montpellier y con una serie de rivales incapaces de inquietar lo que parece una primera plaza segura, y muy posiblemente con un rotundo 5-0 en el casillero. Los de Collet son de hecho los grandes favoritos para revalidar el título continental y proseguir con su dorado ciclo que les llevó a ser bronce en el pasado Mundial de España pese a no contar con su mejor roster. En esta ocasión sólo echarán de menos a Joakim Noah, y en menor medida a un buen “killer” como Causeur. Que hayan cortado para el roster definitivo a un jugador tan seguro en los momentos como Heurtel habla a las claras del potencial galo, y es que no caben todos. Parker volverá a ser el líder indiscutible con Batum y Diaw como más reconocibles escuderos. Rudy Gobert, tras una muy notable progresión en la NBA (8.4 puntos y 9.5 rebotes en su segunda temporada), será otra de sus estrellas, al igual que Fournier después de su brillante curso en Orlando. El resto una “clase media” de postín, con veteranos como Gelabale o Pietrus, torres como  Lauvergne o el joven Jaiteh (incorporación de última hora tras la baja de Ajinca, a quien en vista de sus problemas físicos los New Orleans Hornets han vetado su presencia en el campeonato), el oficio de Kahudi, y De Colo y Diot cubriendo las espaldas en la dirección del líder Parker. Equipazo se mire por donde se mire.    


A partir de ahí, incertidumbre total. En condiciones normales apostaríamos por la segunda plaza para Rusia, después de que haya sido readmitida para el torneo, pero lo cierto es que su roster deja mucho que desear. La selección de Pashutin contará con veteranos como Fridzon y Monya como jugadores más reconocibles, que intentarán tirar de un carro que va cuesta abajo en vista de que no se atisba recuperación en la era post-Kirilenko. Por si fuera poco cuenta con las bajas de Shved y Kaun. Los Ponkrashov o Antonov llevan años siendo habituales en la selección, pero no acaban de tener el impacto deseado. No obstante deberían estar entre los cuatro supervivientes del grupo, debido a la escasa calidad del resto de sus rivales, y superar el fiasco del 2013 cuando no pasaron de grupo. De entre esos rivales nos quedamos con Finlandia. Hicieron un gran campeonato en 2013 y dieron un pasito atrás en el Mundial, pero con su actual generación de jugadores (Koponen, Salin, Huff, Lee…) deberían estar al menos entre los tres primeros del grupo A.    



Entre Israel, Polonia y Bosnia se deberían repartir la cuarta plaza. La gran baza polaca es la experiencia (en comparación con sus rivales, claro) y la presencia de un pívot descomunal como Marcin Gortat, quien estadísticamente ha de ser uno de los grandes nombres del torneo mientras su selección esté en liza. Israel se encomienda a su jugador NBA Omri Casspi (juega sus 20 minutitos en Sacramento) y al sempiterno Lior Eliyahu, además de un viejo rostro conocido como D’or Fischer. Bosnia en principio parece la selección más débil. Sin Teletovic, Djedovic ni Nurkic, el bueno de Dusko Ivanovic tendrá que hacer encaje de bolillos para sacar algo de una selección en la que el nacionalizado y ex -Valladolid Alex Renfroe cobrará un inesperado peso específico. El pívot Elmedin Kikanovic puede ser su mejor hombre. Los bosnios esperan tiempos mejores, después de que sus Sub16 hayan conquistado el oro europeo llevando las locuras a las calles de un país que sigue amando el baloncesto (los míticos Dalipagic y Delibasic han sido los héroes nacionales) pero no acaba de encontrar la manera de volver a despuntar en el continente.   


Francia, el gran favorito.

miércoles, 19 de agosto de 2015

RUTA Ñ: EL DESPARPAJO VENEZOLANO


La casta de Felipe salvó el partido


Cuarta victoria de la selección española en su camino hacia el Eurobasket 2015, en esta ocasión un triunfo sufrido, agónico, casi milagroso, gracias a un palmeo imposible de Felipe Reyes frente a dos rivales (en la jugada anterior había protagonizado un “air-ball” desde el triple) De esas victorias tan sufridas que se dice que saben mejor… si no fuera porque hablamos de un rival tan inferior que el sorprendente resultado final invita a cualquier cosa menos al optimismo, cuando estamos a poco más de dos semanas del comienzo de la gran cita continental. 

En efecto, teníamos que frotarnos los ojos para creernos el 67-73 a favor de los venezolanos que reflejaba el marcador a falta de tan solo 3 minutos. Los vinotinto parecían haber entregado la cuchara después de un magnífico partido cuando acabando el tercer cuarto parecíamos poner el partido en franquía (63-55), pero su absoluto descaro en el lanzamiento triple, unido a nuestra indolencia defensiva, propició su “vuelta” al partido y a las opciones de victoria. Mención aparte para uno de nuestros grandes puntos negros durante esta preparación (excepto ante Senegal, cuando nos entró todo), el lanzamiento exterior. Ayer de nuevo mal en esta faceta con un 8 de 26 en triples mostrando una mala selección de tiro y excesiva precipitación. Precipitación que también pareció seña de identidad de un rival que sin apenas rigor táctico jugaba un alocado “run&gun” que nos hacía recordar por momentos al Madrid de Laso. Muy preocupante en ese sentido la estadística de Sergio Rodríguez, acumulando un 4 de 14 desde el 6,75. Si obviamos el partido ante los africanos, cuando se sumó al acierto general con 3 aciertos de 4 intentos, en los otros tres partidos suma un esperpéntico 1 de 10. Un mísero 10% que si llega a firmar algún base NBA que conocemos todos estamos pidiendo su retirada de la selección de por vida. No obstante esperamos que el Chacho recupere su mejor golpe de muñeca cuando comience la competición. Sabemos que desde luego no se va a esconder, ya que no es un jugador que se arrugue, pero por eso mismo también y sabiendo el arma de doble filo que puede ser un base que necesita tanta acaparación del juego, esperamos que Scariolo deposite mayor confianza en Ribas y Vives, quienes visto lo visto han de ser fundamentales.

Scariolo al finalizar el partido se refería al mismo como otro “entrenamiento”. Es cuidadoso el técnico italiano al utilizar este lenguaje para dejar clara la intrascendencia del choque. Sabe que ayer se bordeó la debacle y procura huir de la intoxicación que se puede generar en la opinión pública, siempre dispuesta a sacar el cuchillo en cuanto se atisba la menor oportunidad. Es cierto que el italiano no pierde de vista el hecho de que estos partidos deben servir para ir rodando a los jugadores. Ayer volvieron a tener minutos todos sus hombres, incluyendo Abrines, quien por fin pudo vestirse de corto superando las molestias de su fascitis plantar. La tensión, evidentemente, no es la misma que la que se tendrá en el torneo. La mala imagen de ayer podría ser únicamente coyuntural, un tropiezo esporádico. Lo preocupante es que llega en el ecuador de una gira de sólo siete partidos, y después de haber hecho el mejor encuentro, ante Senegal, por lo que no deja de ser un paso atrás. Hay que tener en cuenta que de todos los equipos que participarán en el Europeo España es la selección que menos choques de preparación ha decidido jugar, sólo siete. Hemos vista estos días a Turquía perder contra Túnez, Grecia cayendo ante Bélgica, Francia igualmente derrotada ante Finlandia, o Croacia sufriendo lo suyo y venciendo por sólo dos puntos a Nueva Zelanda. Tropiezos puntuales al comienzo de unas giras preparatorias más largas que las de España, y por tanto con mayor margen para dar distintas caras. España se juega su puesta a punto en siete partidos y apenas puede permitirse relajaciones, por mucho que Scariolo, hábilmente, disfrace lo de ayer de “entrenamiento”.   

Hay que reconocer el mérito a Venezuela, no obstante, que sigue dejando muy buena imagen en sus partidos europeos y va a llegar al Preolímpico henchida de moral. El baloncesto es un deporte muy popular en su país y experimenta un notable crecimiento al que ha ayudado la llegada de entrenadores españoles a su liga, caso de Gustavo Aranzana, Luis Guil o Piti Hurtado. La selección nacional ha sido encomendada a un clásico del baloncesto latinoamericano como Nestor “Che” García, quien ha imprimido carácter al equipo pero manteniendo una filosofía de juego más propia del baloncesto centroamericano, al estilo dominicano o portorriqueño. Defensas muy físicas y cierto aroma “street-basket”, con las individualidades predominando sobre la pizarra en un baloncesto muy dinámico. Un juego descarado como bien pudimos comprobar ayer que nos dejó para la retina auténticos canastones de los vinotinto, con triples de cortar la respiración o penetraciones suicidas. Un tipo de baloncesto que no vamos a encontrar en el Eurobasket, pero para el que debíamos haber encontrado mejor respuesta dada nuestra enorme superioridad sobre el papel. 

Nos queda un doble enfrentamiento ante Macedonia, en Madrid y Logroño, y por último Chequia en Zaragoza. En teoría los partidos más exigentes de la gira, de modo que buena piedra de toque para ver con que sensaciones llegamos a un torneo en el que hay que volver a recordar que Francia y Serbia son hoy por hoy candidatos al título con mayores probabilidades que nosotros. Que nadie venda humo. 


Aprovechamos para decir que vamos a tener unos días de vacaciones, por lo que intentaremos desconectar un poco de internet y quizás no actualicemos el blog en más de una semana. Pero les contaremos lo vivido en los tres partidos que restan y analizaremos con detalle un inminente Eurobasket que nos pone los dientes largos y estamos convencidos de que va a ser un torneo de muchísima calidad y competitividad. 

lunes, 17 de agosto de 2015

RUTA Ñ: TORNEO DE SANTANDER



Los nuestros van cogiendo tono.



La selección masculina absoluta sigue con su puesta a punto de cara al próximo Eurobasket, y a tenor de lo visto este fin de semana en Santander se podría decir aquello de que “progresa adecuadamente”, derrotando primero a una exigente Polonia, y posteriormente pasando por encima de Senegal, selección a la que lógicamente no nos enfrentaremos en el torneo continental, pero están preparando su particular competición, en este caso el Afrobasket que comienza en tres días. 

Como sucedió ante Bélgica, la prioridad de Scariolo es dar minutos a todos los jugadores y que las caras nuevas se acoplen lo más pronto posible. En ese sentido Nikola Mirotic, llamado a ser uno de nuestros primeros espadas, ya empieza a dar muestras de lo que es capaz de hacer. 15 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias ante los polacos, y 10 puntos y 8 rebotes ante los africanos. Rabaseda, Aguilar y Claver siguen siendo los que más difícil tienen rascar minutos, sobre todo los dos primeros, quienes seguimos pensando que serán los dos descartes finales del técnico italiano. Las sensaciones más positivas se siguen viendo en defensa y rebote, en ataque aún hay margen de mejora, y nos soltamos definitivamente ante Senegal, con esos 96 puntos a favor y un espléndido 16 de 34 en triples (espléndido Rudy con 5 de 7 desde esa distancia)   

La película de los partidos fue bien distinta, ya que ante Polonia vivimos un comienzo de partido errático, con muchas imprecisiones en el juego y fallos en el lanzamiento. Llevamos el mando del partido durante los 40 minutos, pero en ningún momento logramos despegarnos de un rival incómodo que tuvo en el pívot de los Washington Wizards, Marcin Gortat, a su mejor hombre, con un impresionante doble-doble de 18 puntos y 14 rebotes. Ante Senegal sin embargo encontramos aro con una facilidad que no habíamos visto en los dos partidos anteriores. Veremos si definitivamente hemos adquirido una inercia de baloncesto fluido en ataque, sin perder de vista la buena actitud defensiva, aspecto más positivo de lo visto hasta la fecha. Este martes continúa la gira en Burgos, ante una Venezuela que debería ser un rival propicio, máxime sabiendo que no acude con algunos de sus mejores jugadores como Greivis Vasquez o Greg Echenique. La selección vinotinto también busca ponerse a punto para una inminente competición, en su caso el Preolímpico de México.


jueves, 13 de agosto de 2015

LOS LÍOS DE LA ACB


Ourense sí, Ourense non... 


A día de hoy, 13 de Agosto de 2015, aún no abemos a ciencia cierta que equipos jugarán la próxima liga ACB. Farragoso tema en el que no nos gusta meternos ni aventurar nada. Recordamos el pasado verano cuando se daba por hecho que el Bilbao Basket no jugaría en la máxima categoría de nuestro baloncesto, y no sólo lo acabó haciendo si no que su campaña fue sobresaliente, de modo que preferimos esperar acontecimientos antes de asegurar que Ourense o Fuenlabrada jugarán en la ACB el próximo curso. 

Nos alegramos, eso sí, de la decisión del CSD de aceptar la reclamación del Ourense para que obtenga lo que se ganó en la cancha, siendo además un club que ya tenía pagado (aunque no actualizado) el canon ACB, y nos da pena ver a otro club que lo ha hecho tan bien en muchas ocasiones a pesar de sus limitaciones económicas, como es el Fuenlabrada, meterse en una guerra de despachos para torpedear el ascenso de los gallegos. 

El lío es mayúsculo. Por un lado la ACB se encuentra con una resolución del CSD que piensa recurrir, pero como cuyo recurso sea desestimado se encontrará con una papeleta muy gorda. Aunque la ACB, o Liga Endesa, sea una liga prácticamente cerrada y privada, como toda competición deportiva disputada sobre suelo español está sujeta al CSD. No le va a quedar otra que admitir al Baloncesto Ourense. Y entonces, ¿qué sucede con el Fuenlabrada?, los madrileños, descendidos en la pista, han dicho que piensan montar un pollo si la ACB les retira su plaza (el CSD en el caso fuenlabreño no entra, es un marrón que debe comerse la ACB) y amenazan con paralizar la competición (sinceramente, no sé cómo) La bizarra posibilidad de una liga de 19 equipos se antoja inviable, y máxime con la posibilidad de que la selección española tenga que jugar el Pre-olímpico para los Juegos de Río en el mes de Junio. Lo lógico parece que Ourense disfrute lo ganado en la cancha y Fuenlabrada juegue en LEB.      

Otro despropósito más para dar argumentos a quienes despotrican contra nuestra liga de baloncesto. Entendemos buena parte de las críticas, pero otras creemos que deben ser muy matizables, y son productos de aficionados que no siguen el baloncesto a diario, sino en momentos puntuales. Cuando se habla de que la liga ACB no tiene emoción, porque apenas se ven ascensos y descensos, hay que recordar que en la NBA (liga totalmente cerrada) no hay ascensos y descensos… y hablamos de la mejor liga de baloncesto del mundo. La ACB, como la Euroliga, son competiciones prácticamente cerradas y están en su derecho de poner las normas que consideren oportunas sobre capacidad de los pabellones, presupuestos, etc, y en base a eso repartir plazas y licencias. No es cierto que haya equipos que no tienen nada por lo que jugar en ACB, ya que se ha demostrado sobradamente que clubes muy modestos (Tenerife u Obradoiro, por citar dos casos) son capaces de meterse en puestos de Copa o de play offs por el título. Se escucha a algunos aficionados decir que la liga regular no sirve de nada, que no tiene interés, y que sólo merecen la pena las eliminatorias por el título o la final a ocho de la Copa. Un disparate tan mayúsculo como pensar que los 82 partidos de liga regular de la NBA no sirven para nada. Que un aficionado sea capaz de disfrutar de cualquier partido de cualquier jornada de la NBA o de la ACB, mientras que otro sólo sea capaz de hacerlo en un partido de play offs, sólo puede suceder por el grado de afición de uno y otro sujeto, del mismo modo que hay quien disfruta viendo películas todos los días y quien le basta con un “blockbuster” de vez en cuando. Es la figura del aficionado resultadista, para el que el deporte sólo es considerado en términos de objetivos. Sólo importa la meta, y se pierden todo lo que hay por el camino (sucedió la temporada 2013-24 con el Real Madrid de Laso, un curso de un baloncesto increíble, con el mejor juego visto en Europa en muchos años, y que algunos calificaron de mala temporada, por perder final de Euroliga y Liga, despreciando un baloncesto de muchísimos quilates) 


No obstante está claro que la ACB necesita replantearse sus condiciones para obtener plaza en su liga. Ser sabedores de la situación actual, de las dificultades y estrecheces en las que nos movemos, y ser capaz de valorar más los méritos deportivos y los valores éticos y morales que algunos clubes puedan ofrecer, además de infraestructura, trabajo de cantera y demás cuestiones (en eso sentido nos consta que el Fuenlabrada lo estaba haciendo bien) Somos conscientes de la dificultad que debe suponer gestionar una liga tan fuerte deportivamente hablando como la ACB, en un deporte tan popular como el baloncesto, pero se trata, al fin y al cabo, de buscar el bien común, no el de unos pocos.  

miércoles, 12 de agosto de 2015

RUTA Ñ: ESPAÑA-BELGICA 67-64


Para Felipe no hay amistosos


Por fin comenzó a botar el balón para los hombres de Scariolo en partido preparatorio después de varios días de concentración y entrenamientos. El primer test apenas permite sacar conclusiones, no obstante si creemos que pueden extraerse algunas lecturas del encuentro, que ofrecemos a continuación. 

En primer lugar, el rival, Bélgica. Compareció demostrando estar más rodado que el combinado español, tras dos partidos de preparación disputados como locales, que supusieron sendas victorias (la primera fácil, frente a Holanda por 15 puntos, y la segunda frente a, ojo, todo un candidato a medalla como Grecia) No es un equipo cómodo. Encuadrado en un grupo no especialmente duro como es el D (junto a Chequia, Estonia, Letonia, Lituania y Ucrania), tiene opciones de pasar a octavos de final, con lo que cumpliría sobradamente. No son para nada una perita en dulce y a varios de sus jugadores los conocemos de la ACB (Hervelle, Van Rossom, Tabu)

Vamos con España. Scariolo se tomó el partido como lo que es, un preparatorio. Aunque de salida mostró un quinteto que bien podría ser el habitual titular (Chacho, Llull, Rudy, Felipe y Pau, quizás con Mirotic por Felipe podría ser el quinteto titular del torneo), o que desde luego va a jugar muchos minutos unido (son los cinco jugadores que, junto al citado Mirotic, parece claro que van a formar el núcleo duro del equipo), la dosificación fue la nota predominante (no tanto como la rotación, ya que el técnico italiano prefirió mantener en pista muchos minutos seguidos a los jugadores, aunque luego no les volviera a sacar, para no cortar su ritmo) Sólo Xavi Rabaseda, jugador con todas las papeletas para ser uno de los dos descartes de Scariolo, tuvo un papel más residual con cinco minutos y medio en pista, en los que no miró aro. El resto se movieron entre los 9.19 de Gasol (sólo jugó el primer cuarto) y los 21.19 de Sergio Rodríguez.   

En el aspecto individual, dos jugadores que vienen de una hacer una magnífica campaña como Felipe Reyes y Sergio Llull, parecen prolongar su feliz estado de forma. El capitán madridista fue el mejor del partido con sus 16 puntos y 5 rebotes en 17 minutos de juego, demostrando una vez más que no hay otro jugador capaz de superarle en productividad. Aprovecha cada minuto en pista como nadie. El base-escolta balear volvió a hacer un poco de todo (12 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias en 20 minutos) demostrando que no ha perdido un ápice la energía que le llevó a ser proclamado MVP de las pasadas finales ACB. Reyes y Llull serán fundamentales en el Europeo, y su integración en el grupo está fuera de toda duda, al igual que en el caso de Sergio Rodríguez, Pau y Rudy Fernández. Presumibles jugadores de “segunda unidad” como San Emeterio o incluso el joven Alex Abrines (ausente ayer por lesión) también han demostrado su solvencia. Scariolo debe trabajar para adaptar a otras piezas que deberán ser fundamentales de cara a tener una rotación larga, algo indispensable si se quieren tener opciones cuando llegue la competición. Guillem Vives, Willy Hernángomez y Nikola Mirotic como los “nuevos”, son en quienes más hay que incidir en dicho trabajo. En menor medida también con Pau Ribas, conocedor de la dinámica de la selección al ser invitado el verano pasado en la preparación mundialista, pero ahora con altas posibilidades, se diría que al 99%, de estar en el roster definitivo. En el caso de Claver y Aguilar, creemos que sólo uno de ellos dos estará en la lista, con más posibilidades para el valenciano nuevo jugador del Laboral Kutxa, habitual en los últimos grandes torneos con la selección. 

Un aspecto positivo: el rebote. 43 rebotes y nada menos que 16 de ellos en ataque, ante una selección con un buen nivel físico como es Bélgica (con varios jugadores de origen africano) Valga como ejemplo los dos rebotes ofensivos consecutivos de San Emeterio, vitales para que no se nos escapase la victoria en los últimos minutos del encuentro. El pundonor debajo de los tableros de la mayoría de nuestros jugadores parece fuera de toda duda. Será vital para cuando no entren las canastas… como sucedió ayer, y es que en el plano negativo hay que señalar nuestros pírricos porcentajes en el tiro, 6 de 26 en triples (23,1%), 14 de 32 en tiros de 2 (43,8%), para un total de 20 de 58 en tiros de campo (34,5%), horrible. Tampoco estuvimos finos en los tiros libres (21 de 29, 72,4%) Jugadores como el Chacho o Mirotic (ambos errados de cara al aro con 1 acierto de 8 intentos cada uno) tienen que recuperar su mejor golpe de muñeca, ya que hablamos de jugadores que posiblemente tengan más de diez tiros por partido. Tampoco los números de los belgas son para echar cohetes ( 39,7% en tiros de campo), y es que hubo momentos en los que logramos defender muy bien, especialmente en la segunda parte, con Willy Hernángomez cerrando nuestro aro y permitiendo a los exteriores correr tras rebote defensivo. A partir de ahí vimos los mejores momentos de la selección, alcanzando diferencias que en el tercer cuarto llegaron a ser de 17 puntos. No supimos mantenerlas ni cerrar el partido, con un Scariolo más pendiente de repartir minutos entre los 13 jugadores que en asegurar la victoria. Incluso es posible que el italiano haya preferido el final igualado que vimos en Gijón, obligando a jugadores con menos peso específico en el equipo a mantener la tensión y demostrar que saben ganar partidos complicados y a cara de perro. 


Próxima cita en Santander, contra la Polonia de Marcin Gortat, y al día siguiente, dependiendo del resultado, contra Angola o Senegal.  

martes, 11 de agosto de 2015

ANGELA SALVADORES ENGRANDECE SU LEYENDA


Las chicas no paran de darnos alegrías


Tiene tan sólo 18 años pero ya es una de las jugadoras de las que más se habla, y no sólo en Europa, ya que al otro lado del charco saben bien de sus cualidades después de sus 40 puntos ante Estados Unidos en la final del Mundial sub17 en el verano de 2014. Las estratosféricas actuaciones en aquel campeonato en el que fue MVP y se colgó la plata, la pusieron debajo de los focos como una potencial estrella a nivel mundial, algo que ya se intuía desde que con 15 años fuera MVP del Europeo sub16 que conquistó con la selección española. Las expectativas no han dejado de cumplirse en ningún momento. Tres semanas después de su hazaña mundialista conseguía otra plata, en esta ocasión en el Europeo sub18. Un 2014 de ensueño que sirvió para que la FIBA la designase mejor jugadora joven del continente el pasado año, siendo la jugadora de menor edad en conseguir el galardón. El equipo madrileño del Rivas Ecópolis, equipo descendido por problemas económicos, ha disfrutado de sus servicios esta campaña, que una vez finalizada la ha visto nuevamente vestir la camiseta nacional en dos campeonatos.

Primero liderando a jugadores un año mayor que ella en un Mundial sub19 donde no se pudo obtener medalla, pero con una cuarta posición que hay que saber valorar en su justa medida y del que fue máxima anotadora. Y más recientemente, este pasado fin de semana, proclamándose MVP del Europeo sub18 y dando otro oro a nuestra federación nacional de baloncesto. Francia, la otra gran selección que a nivel europeo siempre parece estar presente en todas las categorías en los últimos años, no tuvo en esta ocasión opciones (pese a que nos ganó en partido de liguilla) y sucumbió ante el empuje de Salvadores (27 puntos), bien apoyada por una descomunal María Conde (21 puntos y 16 rebotes) También hay que destacar el campeonato de otra habitual ya en selecciones de formación como Laia Raventós. Jugadoras con las que el futuro de nuestro baloncesto parece asegurado tanto o más que en masculino (ahí está esa Leti Romero, que con 20 años apunta también a estrella mundial, si es que no lo es ya)   


Para Angela Salvadores la próxima estación hacia la gloria se llama Duke. La prestigiosa universidad de casi 200 años de historia es una de las más prestigiosas a nivel educativo y deportivo de Estados Unidos, y en su bullicioso pabellón de baloncesto la jugadora astur-leonesa seguirá progresando en una carrera a la que resulta imposible ponerle techo. Lo que sí parece claro es que estará entre las mejoras baloncestistas del mundo. Ahí es nada. 

miércoles, 5 de agosto de 2015

UN CLÁSICO VERANIEGO: LA RUTA Ñ









El chiringuito, la playa, las palmeras, el tinto de verano, la sangría, los mojitos, el surf, la música reggae, el cine al aire libre… amamos el verano por tantas cosas… pero desde hace años nuestros periodos estivales tienen un aliciente más para todos los que amamos el deporte de la canasta, y es el de poder ver a la mejor generación de jugadores de baloncesto de nuestra historia en distintas ciudades españolas preparando una nueva cita internacional que suele acabar en medalla, pese a que el reto cada vez es mayor, los rivales más complicados, y las dificultades y ausencias más notorias.   

Como en España criticar es el deporte nacional, estas giras en ocasiones han sido mal vistas por algunos aficionados (pese a todo lo ganado cuando llega la competición), aludiendo a que la calidad de los rivales no es todo lo exigente que debería (a pesar de habernos enfrentado a selecciones como Estados Unidos, Francia o Argentina en este tipo de amistosos) y a que el jugar en casa, con viento a favor, no nos enfrenta a ambientes adversos. Curiosamente nuestro mayor varapalo con esta generación fue en el pasado mundial de España, donde el argumento de haber realizado la preparación fuera no tenía demasiado sentido. Personalmente desde aquí defendemos las llamadas “rutas Ñ”, porque nos parece una magnífica oportunidad para acercar a la selección a los aficionados españoles, al fin y al cabo quienes más disfrutamos y nos identificamos con estos deportistas que tantas alegrías nos han dado y que van a dejarnos, precisamente, un vacío enorme en los veranos venideros, presumiblemente tras los JJOO de Río de Janeiro. No obstante y en honor a la verdad, en esta ocasión el cartel de adversarios es el menos fuerte que podemos recordar. Sólo Macedonia (quienes tanto nos hicieron sufrir en aquella semifinal del Eurobasket 2011) parece un rival de entidad suficiente para apretarnos las clavijas, con jugadores de la talla de Ilievski, Sokolov, Antic, o los nacionalizados McCalebb y Hendrix (de los cuales sólo uno estará en la lista definitiva, por la actual normativa FIBA) Tampoco perdamos de vista a la siempre interesante República Checa, un país que ha crecido enormemente en los últimos tiempos baloncestísticamente hablando, y que aúna ahora a la generación anterior encarnada por los Welsch o Barton junto a sus nuevas jóvenes estrellas como Balvin, Satoransky, y por supuesto Jan Vesely. A partir del próximo martes en Gijón, y hasta el día 30 en Zaragoza, estos son los compromisos de la selección de Sergio Scariolo para su puesta a punto de cara al Eurobasket, y para conocer el roster definitivo que nos representará en el máximo torneo continental de selecciones: 



11/08/2015
Gijón
España - Bélgica
15/08/2015
Santander
España - Polonia
16/08/2015
Santander
España - Angola/Senegal
18/08/2015
Burgos
España - Venezuela
22/08/2015
Madrid
España - Macedonia
25/08/2015
Logroño
España - Macedonia
30/08/2015
Zaragoza
España - República Checa